El tratamiento físico es "vital" para mejorar la calidad de vida de enfermos mentales

Publicado 26/11/2019 11:04:27CET
Mujer mayor recibiendo asistencia por una fisioterapeuta.
Mujer mayor recibiendo asistencia por una fisioterapeuta. - MISUQUI - Archivo

   MADRID, 26 Nov. (EUROPA PRESS) -

   El abordaje físico como parte del tratamiento global de los problemas de salud mental es "vital" para mejorar la calidad de vida de los pacientes y lograr un mayor bienestar, según han asegurado desde el Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid (CPFCM).

   Asimismo, los fisioterapeutas han recordado, con motivo del videoconsejo del mes de noviembre de la campaña '12 meses, 12 consejos de salud', que a través de un equipo multidisciplinar se pueden reconocer, detectar y tratar los síntomas físicos que coexisten con la patología psíquica.

   El ejercicio terapéutico, la terapia de la conciencia corporal basal o la terapia psicomotora son algunas de las técnicas que los fisioterapeutas recomiendan aplicar en paralelo al tratamiento pautado por el profesional médico que haya realizado el diagnóstico.

   En este sentido, tanto los colegios oficiales y profesionales de fisioterapeutas como la Asociación Española de Fisioterapeutas en Salud Mental (AEF-SM) han avalado la necesidad de promocionar esta área de la Fisioterapia con el fin de incrementar una atención más completa a estos pacientes.

   "La relación entre cuerpo y mente no puede ignorarse. Está demostrado que entre los pacientes que presentan trastornos mentales se pueden observar trastornos somáticos que curiosamente aparecen con mayor frecuencia", ha dicho la secretaria general del Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid (CPFCM), Montserrat Ruiz-Olivares.

   Por ello, el videoconsejo ejemplifica la relación del trastorno de ansiedad con la hiperlaxitud articular, donde cerca del 70 por ciento de los pacientes presenta esta sintomatología, o la alta prevalencia del síndrome metabólico en pacientes diagnosticados de esquizofrenia.

Contador