Publicado 15/07/2019 17:16CET

El trasplante de hígado de donante vivo aporta tasas de supervivencia más altas que el de donante fallecido

Momento de un trasplante de hígado en el hospital Virgen del Rocío de Sevilla.
Momento de un trasplante de hígado en el hospital Virgen del Rocío de Sevilla. - EUROPA PRESS/JUNTA DE ANDALUCÍA - Archivo

MADRID, 15 Jul. (EUROPA PRESS) -

El trasplante de hígado de donante vivo aporta tasas de supervivencia más altas a los tres años, y menores costes, que el de donante fallecido, según una investigación llevada a cabo por investigadores de la Universidad Escuela de Medicina de Pittsburgh (Estados Unidos) y que ha sido publicada en la revista 'Annals of Surgery'.

Cada año, se realizan aproximadamente 8.000 trasplantes de hígado, según la Red de Obtención y Trasplante de Órganos, de los cuales menos del cinco por ciento son de donante vivo. Además, aproximadamente el 25 por ciento de las personas en lista de espera mueren cada año esperando un trasplante, y las personas que finalmente reciben un trasplante a menudo han pasado un periodo prolongado en la lista de espera, lo que provoca un peor estado de salud en el momento del trasplante.

"Las consecuencias para los pacientes en la lista de espera pueden significar la diferencia entre la vida y la muerte porque cuanto más tiempo están esperando, más enfermos se vuelven. Los trasplantes de hígado de donante vivo, junto con los trasplantes de hígado de donante fallecido, representan una oportunidad para disminuir significativamente el riesgo de mortalidad en la lista de espera, y nos da la capacidad de trasplantar a una persona antes", han dicho los investigadores.

Y es que, en su estudio, los expertos comprobaron que los receptores de trasplante de hígado de donante vivo tenían una supervivencia de alrededor del 5 por ciento más sobre los receptores de donante fallecidos. Además, tuvieron una estancia hospitalaria de 11 días, en comparación con los 13 días para aquellos que recibieron un hígado de un donante fallecido, así como menos probabilidades de recibir una transfusión de sangre intraoperatoria y de diálisis postrasplante.

Los costes hospitalarios relacionados con el trasplante también fueron un 29,5 por ciento más bajos para los receptores de donantes vivos, y la tasa global de complicaciones fue del 20 por ciento. "El trasplante de hígado de donante vivo debe considerarse la primera y la mejor opción para la mayoría de los pacientes con enfermedad hepática y no es solo una opción para los que están en la lista de espera", han dicho los expertos.

Lo más leído

  1. 1

    Illa muestra al CNPT y Nofumadores.org la intención del Gobierno de subir el precio del tabaco

  2. 2

    Detectan alta tasa de infección asintomática por COVID-19 entre los trabajadores de supermercados

  3. 3

    Illa advierte de que las fiestas este año "serán diferentes" y prevé "un invierno largo" por el alza de casos

  4. 4

    Simón dice que los confinamientos cortos pueden tener algún efecto pero avisa de que pueden no ser suficientes

  5. 5

    Illa reconoce que la ciudadanía "está cansada" pero pide "quedarse en casa" este puente