La tomosíntesis descubre un 40% más de tumores que la mamografía

Complejo hospitalario Ruber Juan Bravo
COMPLEJO HOSPITALARIO RUBER JUAN BRAVO
Publicado 20/02/2018 13:06:14CET

MADRID, 20 Feb. (EUROPA PRESS) -

El complejo hospitalario Ruber Juan Bravo ha incorporado un nuevo mamógrafo digital en 3D con tomosíntesis que permite obtener secciones de la mama analizada.

"El aparato tiene una importante peculiaridad, posee un cabezal que no está fijo, como sucede en los mamógrafos convencionales, sino que se mueve sobre la mama tomando imágenes mientras realiza un arco de giro, de forma que la reconstrucción tridimensional de estas imágenes ofrece mayor sensibilidad, que se traduce en una mayor eficacia en la detección de patologías mamarias", ha destacado el jefe de Servicio de Diagnóstico por la Imagen del complejo hospitalario Ruber Juan Bravo y del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid, Vicente Martínez de Vega.

Se ha demostrado que la tomosíntesis descubre un 40 por ciento más de tumores que la mamografía, "cuanto más densa sea la mama, más difícil es para la mamografía la detección de lesiones y más útil resulta la tomosíntesis. También en la localización de los tumores más pequeños, ya que la ausencia de superposición de imágenes facilita que se aprecien las lesiones con más claridad", ha añadido el experto.

Según ha explicado Martínez de Vega, la radiación que sufre la paciente es, además, más reducida, ahorrando un tercio de la radiación y obteniendo unas imágenes más sensibles.