Publicado 22/07/2015 07:29CET

Todo el mundo debería saber reanimación cardiopulmonar

Reanimación RCP
GETTY//DYNAMIC GRAPHICS

   MADRID, 22 Jul. (EUROPA PRESS) -

  ¿Qué harías si alguien a tu alrededor sufre una parada cardiaca? la mayor parte de la población desconoce qué debe hacer en estos casos, sin embargo una nueva investigación afirma que muchas de estas vidas podrían salvarse si todo el mundo conociera cómo se realizan las técnicas de reanimación cardiopulmonar (RCP), según muestra un nuevo estudio dirigido por el Instituto de Investigación Duke Medicine.

   La aplicación temprana de la reanumación cardiopulmonar (RCP), y el uso de desfibrilación después por los bomberos o la policía, antes de la llegada de los servicios médicos de emergencia (EMS), aumentó considerablemente la supervivencia de las personas afectadas por un paro cardíaco, según los hallazgos reportado por los investigadores norteamericano en el 'Journal of the American Medical Association'.

   "Nos sorprendió ver que la supervivencia aumentaba sólo para aquellos que recibieron RCP desde el ataque al corazón, en comparación con aquellos que no recibieron RCP al inicio por un transeúnte", ha señalado la autora principal, la doctora Carolina Malta.

   "También tenían más probabilidades de sobrevivir en comparación con quienes recibieron la reanimación y la desfibrilación una vez llegaron los servicios de emergencia. Esto sugiere que la intervención más temprana es crucial y es algo que cualquiera puede hacer. Salva vidas", añade.

   Hansen y sus colegas analizaron los datos de 4.961 casos de paro cardiaco en 11 condados de Carolina del Norte entre 2010 y 2013. Los datos fueron recogidos a través de un registro nacional creado para realizar un seguimiento de los paros cardíacos que ocurren fuera de los hospitales. El registro incluye información sobre las respuestas de los transeúntes, de primera respuesta (bomberos, policías, socorristas y otros en el escenario delante de la ambulancia), y servicios de emergencia.

   El marco de tiempo de la investigación coincidió con una campaña en Carolina del Norte para fomentar entre la población el conocimiento de las técnicas de compresión mediante RCP - sin necesidad de reanimación boca a boca - y el uso de un desfibrilador externo automático, mientras se espera la llegada de la asistencia médica.

   "Nuestros resultados muestran que la supervivencia puede ser mejorada mediante el fortalecimiento de los programas de primera respuesta y fomentar más RCP", ha explicado el autor principal Christopher Granger, profesor de cardiología y director de la Unidad de Cuidados cardíaco de la Duke University Medical Center.

"PUEDE SALVAR VIDAS"

    "Este programa demuestra que los programas estatales y nacionales para mejorar la atención de un paro cardíaco, con un enfoque en la comunidad y la respuesta médica de emergencia, puede salvar más vidas", ha añadido Granger, quien admite que en los últimos años ha aumentado la concienciación sobre el conocimiento de estas técnicas.

   Entre los condados de Carolina del Norte incluidos en el estudio de Duke, se observó que la supervivencia con buena recuperación neurológica mejoró en un 37 por ciento durante esos cuatro años.

   Además, hasta un 86,3 por ciento de los pacientes recibieron RCP antes de que llegaran los servicios de emergencia, hasta en un 45,7 por ciento de los casos fueron transeúntes que los iniciaron la reanimación. A lo largo del período de estudio, se produjo un aumento significativo en la proporción de pacientes que recibieron RCP iniciada, desde el 39,3 por ciento en 2010 a 49,4 por ciento en 2013.

   De 1.648 pacientes desfibrilados, el 53,9 por ciento fueron desfibrilados antes de la llegada del servicios de emergencia- 6,9 por ciento por transeúntes y el 47 por ciento de primera respuesta; Además, la desfibrilación primera respuesta aumentó significativamente de 40,9 por ciento en el 2010 el 52,1 por ciento en 2013.