El tiempo medio para una operación en la sanidad privada es de 29 días, frente a 104 en la pública

Cirugía de cataratas
HOSPITAL DE VALME
Publicado 19/09/2018 14:48:08CET

MADRID, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

El sistema sanitario privado cuenta con 29 días de espera media para realizar intervenciones quirúrgicas, frente a los 104 días en el conjunto del Sistema Nacional de Salud (SNS), según el 'Estudio RESA 2018. Indicadores de resultados en salud de la sanidad privada', elaborado por Antares Consulting para la Fundación IDIS, la organización que aglutina al sector sanitario privado en España.

Con datos de 325 centros sanitarios, más 186 de reproducción asistida, este informe cuenta con representación de las 17 comunidades autónomas, y analiza un total de 63 indicadores diferentes para hacer una radiografía de la sanidad privada. Así, recoge información del 26 por ciento del total de altas hospitalarias en España, tanto en pública como privada, del 15 por ciento de las intervenciones quirúrgicas, 1,5 millones de estudios de diagnóstico por imagen o 4,7 millones de visitas de urgencias.

Los resultados del estudio se han presentado en una jornada en la que han participado, entre otros, el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, quien ha resaltado durante su intervención el "magnífico" trabajo del sector privado, que "cuenta con una calidad acreditada y es un sector fuerte, dinámico y muy ligado a la I+D+i". De esta forma, ha defendido que el sector público y el privado deben ser "complementarios". En este punto, Escudero ha recordado que Madrid es la comunidad autónoma con una mayor cobertura de póliza de sanidad privada: el 34 por ciento de los madrileños tiene una.

En cuanto al informe, algunos de los datos más reseñables se dan en la eficiencia del sector. Por ejemplo, revela que la estancia media ajustada en los centros hospitalarios privados se sitúa en 3,49 días, y la prequirúrgica en 8 horas. El sistema privado cuenta con 29 días de espera media para intervenciones quirúrgicas, nueve para pruebas complementarias y tres para entrega de resultados.

En el caso de la consulta para especialidades, la espera ronda las dos semanas, y en urgencias este dato se sitúa en los 23 minutos para completar una visita a urgencias. En todos los grupos de edad, la estancia media se mantiene alrededor de 3 días por debajo de la del conjunto del SNS.

"La eficiencia del sector privado en la gestión de recursos no es solo un tópico, sino que tiene una demostración cuantitativa en los principales indicadores. Los resultados son comparables o mejores que cualquier sistema sanitario tanto a nivel nacional como internacional. Además, existe un compromiso de calidad en prácticamente todos los centros, que cuentan con acreditaciones o certificaciones tanto de su seguridad como de su calidad", ha resaltado el director general de IDIS, Manuel Vilches, encargado de detallar punto por punto los resultados de la encuesta.

PACIENTES CADA VEZ MAYORES, TAMBIÉN EN LA PRIVADA

Como novedad, en la edición de este año, el informe ha incorporado un nuevo indicador: la tasa bruta de partos por cesárea. La media fue del 31,3 por ciento en los centros privados, con una desviación estándar "muy pequeña". Por su parte, el conjunto del SNS presenta una tasa del 22 por ciento, con una "alta variabilidad por CCAA y centros, lo que confirma las grandes dificultades para tratar de uniformizar esta tasa", recoge el estudio.

"El camino es impulsar políticas de protección y promoción social de la maternidad a edades más tempranas que las actuales, incidiendo en aspectos educacionales que permitan un empoderamiento de las gestantes de cara a la toma de decisiones, así como prestar especial atención a los tratamientos de fertilidad en cuanto a forma y resultados, entre otros", apunta el estudio como soluciones a estas cifras.

Vilches ha reconocido que tienen que "aprender" de estos datos, y lo ha achacado a que el 71 por ciento de las mujeres atendidas tenía más de 34 años, y la mitad entre esta edad y los 40. Precisamente el estudio, por primera vez, analiza específicamente a las personas mayores de 65 años en la sanidad privada y cómo los pacientes son cada vez mayores, tanto en la pública como en la privada. La proporción de mayores es algo menor en la privada que en el SNS: 8 puntos menos en altas hospitalarias y seis puntos menor en estancias.

"Los resultados demuestran claramente que la sanidad privada es un sistema eficiente, accesible, comprometido con la calidad y con un cuadro de excelentes resultados. Son, sin duda, una buena muestra de nuestro compromiso con el paciente y con la sociedad", ha concluido el director de IDIS.