Publicado 17/12/2021 07:32

La terapia con nanopartículas mejora la inmunoterapia contra el cáncer

Archivo - Análisis de sangre, marcadores tumorales, mujer trabajando en un laboratorio
Archivo - Análisis de sangre, marcadores tumorales, mujer trabajando en un laboratorio - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / MANDICJOVAN - Archivo

MADRID, 17 Dic. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de la Facultad de Medicina de Wake Forest, en Estados Unidos, han descubierto que una nanopartícula terapéutica mejora la inmunoterapia contra el cáncer y es un posible nuevo enfoque en el tratamiento del derrame pleural maligno (DPM), una acumulación de líquido entre la pared torácica y los pulmones y va acompañado de células malignas y/o tumores, según publican en la revista 'Nature Nanotechnology'.

"El DPM es indicativo de un cáncer metastásico en fase avanzada y se asocia a un mal pronóstico, con una supervivencia media de sólo cuatro a nueve meses --afirma el doctor Dawen Zhao, profesor asociado de ingeniería biomédica en la Facultad de Medicina de Wake Forest--. El DPM también puede afectar gravemente a la calidad de vida, ya que provoca disnea, dolor, pérdida de peso y reducción de la actividad física".

Según Zhao, los últimos ensayos clínicos con inhibidores del punto de control inmunitario (ICI) o inmunoterapias novedosas como la anti-PD-1 han mostrado algunos datos alentadores en pacientes con DPM. Sin embargo, sólo un pequeño número de pacientes con DPM se benefician de la inmunoterapia y muchos experimentan inmunotoxicidad.

"Las pruebas clínicas también sugieren que el DPM comprende abundantes células inmunitarias asociadas al tumor que impiden que el sistema inmunitario del organismo reconozca y elimine el cáncer --señala Zhao--. Este entorno inmunitario 'frío' podría contribuir en gran medida al fracaso de la ICI".

Para mitigar el 'frío' inmunológico del DPM, Zhao y su equipo desarrollaron una nanopartícula llamada dinucleótido cíclico liposomal (LNP-CDN) para la activación dirigida de una vía inmunitaria llamada STING, que reprograma las células inmunitarias asociadas al tumor para convertirlas en activas antitumorales.

El DPM suele estar asociado a dos compartimentos distintos dentro del microambiente tumoral, el derrame y también los tumores pleurales, que coexisten dentro de la cavidad pleural. Estos dos compartimentos distintos dificultan las intervenciones terapéuticas y la administración de fármacos.

Tras la inyección intrapleural en un modelo de ratón, el entorno inmunitario "frío" disminuyó no sólo en el espacio de la efusión, sino también dentro de los tumores. El equipo de Zhao combinó la LNP-CDN con una inmunoterapia anti-PD-L1, lo que redujo drásticamente el volumen del MPE e inhibió el crecimiento del tumor tanto en la cavidad pleural como en el tejido pulmonar de los ratones con DPM, lo que se tradujo en una supervivencia prolongada.

El equipo de Zhao también probó la nanopartícula terapéutica en muestras de tejido humano de DPM, y se observaron efectos similares: aumento de la eliminación de células tumorales por parte de las células inmunitarias citotóxicas.

"Administrado solo o con inmunoterapia, este estudio demuestra un posible tratamiento para el DPM --señala Zhao--. Dado el pronóstico actual de los pacientes con DPM, se necesitan nuevas intervenciones no sólo para prolongar la supervivencia, sino también para mejorar la calidad de vida".

Los investigadores de la Facultad de Medicina de Wake Forest han presentado una solicitud de patente para el sistema de inmunoterapia con nanopartículas.

Más información