Publicado 07/01/2020 15:12:59 +01:00CET

Tener un bebé en Estados Unidos cuesta de media 4.000 euros pese a tener seguro médico

Bebé prematuro
Bebé prematuro - CLÍNICA MARGEN - Archivo

MADRID, 7 Ene. (EUROPA PRESS) -

Las familias que tienen un bebé en Estados Unidos deben pagar una media de 4.569 dólares (4.092 euros) extra pese a tener un seguro médico, según ha revelado un estudio de la Universidad de Michigan (EEUU). Esta cifra, que ha aumentado desde los 3.069 dólares (2.748 euros) de 2008, recoge la atención sanitaria durante el embarazo, el parto y los tres meses posteriores al nacimiento.

"Nos sorprendió saber que la gran mayoría de las mujeres estadounidenses pagaban por servicios de salud esenciales ligados a tener un bebé. Estos no son pequeños copagos. Los costes son asombrosos", reflexiona Michelle Moniz, la autora principal de la investigación, que se ha publicado en la revista 'Health Affairs'.

El estudio incluyó una muestra de 657.061 mujeres de EEUU inscritas en 84.178 seguros médicos pagados por sus empresas que habían sido hospitalizadas para dar a luz entre 2008 y 2015. Los investigadores analizaron los costes de todos los servicios de atención sanitarias utilizados antes y después del parto que podrían influir en los resultados del embarazo. Según sus datos, el 98 por ciento de las mujeres pagaban algunos costes de su bolsillo pese a estar aseguradas.

Los investigadores han probado que los gastos extra para las mujeres por una cesárea son de los más altos, y han subido de 3.364 dólares (3.013 euros) en 2008 a 5.161 dólares (4.622 euros) en 2015, y también se ha producido un aumento de 2.910 dólares (2.606 euros) a 4.314 dólares (3.863 euros) para los partos vaginales. Las que tuvieron partos vaginales cubrieron el 21 por ciento de los gastos en 2015, en comparación con el 13 por ciento en 2008. Las mujeres con cesáreas pagan alrededor del 15 por ciento de los costes, un aumento del 10 por ciento desde 2008.

"El aumento de los costes sanitarios es preocupante. Estas cargas financieras ponen a las mujeres en riesgo de retrasar o de no recibir la atención de maternidad, lo que sabemos que puede conducir a resultados deficientes para las mujeres y los bebés", comenta Michelle Moniz.

Para leer más