Telemedicina: la respuesta a la falta de médicos en zonas rurales despobladas

Telemedicina para pacientes con fibrosis quística
UPV - Archivo
Publicado 30/08/2018 16:43:02CET

MADRID, 30 Ago. (EUROPA PRESS) -

Investigadores del Hospital Universitario Charité de Berlín (Alemania) han demostrado en un estudio publicado en la revista 'The Lancet' que el uso de la telemedicina reduce las hospitalizaciones y prolonga la vida de los pacientes con insuficiencia cardiaca, tanto en entornos rurales como metropolitanos.

Para los responsables del estudio, esto significa que, además de mejorar la calidad general de la atención médica, la telemedicina puede servir como estrategia compensatoria de las diferencias entre las áreas rústicas y urbanas, principalmente debido a la falta de médicos.

Como parte de un proyecto de investigación y desarrollo, el doctor Friedrich Köhler y su equipo de investigadores del Centro de Telemedicina Cardiovascular de Charité realizaron un ensayo en el que participaron 1.538 pacientes con insuficiencia cardiaca crónica. La mitad de los pacientes inscritos en el ensayo recibió una intervención remota además de la atención habitual. El estudio se realizó en toda Alemania con la colaboración de 113 cardiólogos y 87 médicos generales.

Los pacientes en el grupo de manejo de pacientes a través de la telemedicina recibieron cuatro dispositivos de medición: una unidad de monitoreo de electrocardiograma con clip para medir la saturación de oxígeno; un monitor de presión arterial; escalas para medir el peso corporal; y una tablet para registrar sus datos de estado de salud autoinformados.

Usando la tablet, todos los datos del paciente se transfirieron automáticamente al Centro de Telemedicina de Charité, donde un equipo de médicos y enfermeros estaba disponible las 24 horas, los 7 días de la semana, para revisar los datos transmitidos. Un deterioro en los valores llevó al inicio de medidas específicas, como cambiar la medicación del paciente, recomendar una visita ambulatoria o un tratamiento hospitalario.

Los objetivos principales del estudio fueron evitar las hospitalizaciones no planificadas por razones cardiovasculares, continuar el tratamiento fuera del entorno hospitalario durante el mayor tiempo posible y aumentar la esperanza de vida. Otros objetivos del estudio incluyeron un aumento en la calidad de vida de los pacientes y permitirles a los pacientes autogestionar su propia atención médica. Otra meta fue probar si el manejo de pacientes a nivel remoto podría compensar los déficits en la cobertura de atención médica entre las áreas rurales y urbanas.

Según los resultados del estudio, los pacientes en el grupo de intervención telemédica pasaron menos días en el hospital debido a hospitalizaciones no programadas por insuficiencia cardíaca que los pacientes en el grupo de control: una media de 3,8 días por año en comparación con una media de 5,6 días por año en el control.

Por lo tanto, con base en el período de estudio de un año, los pacientes asignados al manejo de pacientes remotos perdieron significativamente menos días debido a hospitalizaciones no planificadas por razones cardiovasculares o muerte que los pacientes en el grupo de control (17,8 días frente a 24,2 días).

La mortalidad por todas las causas para los pacientes asignados sometidos a telemedicina también fue significativamente menor que para los pacientes comunes. En el transcurso de un año, la tasa de mortalidad de estos últimos fue de aproximadamente 11 de cada 100 pacientes, frente a aproximadamente 8 pacientes en el de telemedicina.

"Como siguiente paso, nos gustaría evaluar nuestros datos desde una perspectiva de economía de la salud e identificar dónde la telemedicina podría ofrecer ahorros de costos para nuestro sistema de atención médica. Un año después del final de nuestro estudio, también evaluaremos si el manejo de intervención telemédica tiene un efecto duradero en el progreso de la enfermedad incluso después de que la intervención haya finalizado", concluye Köhler.