La telemedicina puede mejorar la satisfacción de los pacientes durante el postoperatorio

Una consulta en el médico
PIXABAY - Archivo
Publicado 02/01/2019 18:46:15CET

   MADRID, 2 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Virginia Occidental (Estados Unidos) ha puesto de manifiesto que la telemedicina puede mejorar la satisfacción de los pacientes durante el postoperatorio.

   Con la telemedicina un profesional sanitario puede usar un ordenador, tablet u otro dispositivo electrónico para evaluar de forma remota los síntomas de sus enfermos, diagnosticar enfermedades o lesiones, prescribir tratamientos y responder a las preguntas de sus pacientes

   En el trabajo, publicado en la revista 'The Annals of Vascular Surgery', los investigadores analizaron a 30 personas que se estaban recuperando de una cirugía vascular. En cada caso, el cirujano hizo una incisión en la ingle del paciente para acceder a las arterias que necesitaban reconstrucción o reencaminamiento.

   16 recibieron tablet con 'Enform', una aplicación de telemedicina desarrollada por TeleMed 2020, que facilitó la comunicación con las enfermeras que administran su atención. Como parte de un kit de monitoreo en el hogar, los pacientes también recibieron termómetros, brazaletes de presión arterial, básculas y dispositivos para medir los niveles de saturación de oxígeno en la sangre.

   Cada día, los pacientes que habían sido dados de alta del hospital se pesaron, tomaron su temperatura, midieron su pulso y presión arterial y determinaron sus niveles de oxígeno en la sangre usando la aplicación 'Enform'.

   Además, completaron una prueba de seguimiento de síntomas y bienestar que incluía preguntas como '¿Cómo está tu dolor hoy?', así como cuestiones sobre su de satisfacción y bienestar emocional. Estos datos, junto con las fotos de los sitios de incisión quirúrgica que los pacientes capturaron con la aplicación, se pusieron a disposición del equipo de atención al paciente.

   Los gerentes de atención, a su vez, ingresaron diariamente en la plataforma de telemedicina para revisar la información que los pacientes habían enviado desde sus hogares. Recibieron notificaciones de anomalías, como picos de presión sanguínea y fiebre, y, en función de la información que reunieron, intervinieron, respondieron las preguntas de los pacientes sobre los síntomas o la atención de heridas, solicitaron recetas, programaron citas con médicos y modificaron los planes de atención según las consultas con el director médico.

   Mientras tanto, los otros 14 participantes recibieron un tratamiento estándar. Después de 30 días, los investigadores hicieron varias comparaciones entre los dos grupos, observando que aunque las tasas de reingreso hospitalario e infección de la herida no difirieron significativamente entre los grupos, los pacientes del grupo de telemedicina obtuvieron mejores puntajes en la función física, salud mental y limitaciones de roles debido a problemas de salud física.