Publicado 03/02/2021 07:48CET

Una técnica de ultrasonido trata el cáncer de próstata con efectos secundarios mínimos

Células cancerosas de próstata.
Células cancerosas de próstata. - PENN MEDICINE - Archivo

MADRID, 3 Feb. (EUROPA PRESS) -

Una técnica que administra ultrasonido enfocado de alta intensidad al tejido objetivo bajo la guía de una resonancia magnética trata de manera efectiva el cáncer de próstata de riesgo intermedio con efectos secundarios mínimos, según un estudio publicado en la revista 'Radiology'.

El cáncer de próstata es el más común entre los hombres, además de los cánceres de piel no melanoma. Los tratamientos comunes para toda la glándula, como la cirugía y la radioterapia, son eficaces para eliminar el cáncer, pero a menudo dejan a los pacientes con incontinencia y disfunción sexual.

Una clase de tratamientos denominada terapia focal ofrece una alternativa para algunos hombres con enfermedad de riesgo intermedio que aún se limita a la próstata. En la terapia focal, el cáncer se elimina o destruye calentando o congelando el tejido diana. Dado que el tratamiento está dirigido a un área pequeña dentro de la próstata, los efectos secundarios son generalmente menos importantes que los asociados con la cirugía y la radioterapia.

El ultrasonido enfocado de alta intensidad es un ejemplo de terapia focal en la que un transductor de ultrasonido enfoca ondas de sonido para generar calor en un solo punto dentro del cuerpo y destruir el tejido objetivo. En el pasado, se realizaba bajo guía ecográfica, pero la ecografía no visualiza el sitio del cáncer dentro de la glándula prostática lo suficientemente bien como para permitir un abordaje dirigido.

Para el nuevo estudio, los investigadores estudiaron un dispositivo que administra ultrasonido enfocado guiado por resonancia magnética (MRgFUS). Mientras el paciente está bajo anestesia general, se coloca una sonda en el recto que enfoca ondas ultrasónicas de alta frecuencia en el sitio del cáncer. El procedimiento tarda aproximadamente cuatro horas en realizarse.

"Al combinar el dispositivo de ultrasonido enfocado de alta intensidad con la resonancia magnética, podemos orientar nuestro tratamiento a la ubicación exacta, porque podemos señalar con precisión dónde está el tumor", explica el investigador principal y autor principal del estudio, Sangeet Ghai, en el Departamento Conjunto de Imágenes Médicas de Toronto, parte de la Red de Salud Universitaria (UHN) Sinai Health and Women's College Hospital, en Canadá.

El doctor Ghai y sus colegas de la UHN y Sinai Health realizaron MRgFUS en 44 hombres con cáncer de próstata y rastrearon sus resultados mediante resonancia magnética, biopsias y encuestas de función eréctil y urinaria.

El tratamiento se completó con éxito en todos los hombres. No hubo eventos adversos importantes relacionados con el tratamiento, y 41 de 44 participantes (93%), estaban libres de enfermedad en el sitio de tratamiento en la biopsia de cinco meses.

Las puntuaciones de la función eréctil y los síntomas de la próstata fueron similares al inicio y a los cinco meses.

"Los resultados hasta ahora han sido muy buenos --resalta el doctor Ghai--. Tratamos un área más pequeña con este dispositivo, pero aún así obtuvimos muy buenos resultados. Al mismo tiempo, los pacientes conservaron su función eréctil y urinaria".

Aunque MRgFUS requiere experiencia, recursos y costos adicionales, tiene varias ventajas clave sobre otros enfoques. El uso de la resonancia magnética permite la retroalimentación térmica durante el tratamiento, una consideración importante, ya que matar el tejido canceroso requiere una temperatura de más de 60 grados.

"La resonancia magnética da retroalimentación casi instantáneamente sobre la temperatura que hemos podido alcanzar en el sitio --señala el doctor Ghai--. Si la temperatura no era la que quería conseguir, puedo recalentar esa zona para que aumenten las posibilidades de que el tratamiento tenga éxito".

Un beneficio adicional de la resonancia magnética es que puede mostrar si queda algo de vascularización en el área de tratamiento, una señal de que no se ha erradicado todo el cáncer.

A la espera de la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos y de Health Canada, la MRgFUS es una opción prometedora para los pacientes de riesgo intermedio que desean erradicar su cáncer de próstata sin disminuir su calidad de vida, un grupo que constituye un número potencialmente significativo de pacientes.

El doctor Ghai estima que de todos los pacientes con cáncer de próstata que se someten a cirugía o radioterapia, aproximadamente del 20% al 30% serían elegibles para algún tipo de terapia focal como MRgFUS.

Como parte del estudio, los investigadores están recopilando datos de seguimiento de dos años de todos los pacientes del grupo de estudio y planean publicar los resultados en otro manuscrito.

Para leer más