Publicado 13/04/2021 13:45CET

La tasa de partos prematuros y cesáreas es más elevada en gestantes con ingreso por infección grave de Covid-19

Archivo - Mano de bebé recién nacido
Archivo - Mano de bebé recién nacido - VERITAS INTERCONTINENTAL - Archivo

MADRID, 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

Un estudio realizado a partir de datos de un registro de infección COVID-19 en gestantes, elaborado por la Societat Catalana d'Obstetrìcia i Ginecologia (SCOG) y el Servei Català de la Salut, ha puesto de manifiesto que la tasa de partos prematuros y de cesáreas es más elevada entre las gestantes que requieren ingreso por infección COVID-19 grave, respecto a las gestantes con infección leve o asintomática.

Los pormenores de este trabajo de investigación van a ser presentados en el 2º Congreso COVID-19, el principal encuentro científico sobre el coronavirus SARS-CoV-2 en España, impulsado por 80 sociedades científicas y que se celebra en formato virtual hasta el 16 de abril.

Para la realización de este estudio se incluyeron las gestantes diagnosticadas de COVID-19 en Cataluña entre el 13 de marzo y el 1 de agosto de 2020. En total, 372 gestantes, 16 casos por cada 1000 partos. La mediana de edad fue de 32 años. El 15,3% estaban en primer trimestre de embarazo, el 21,2%) en el segundo y el 63,4% en el tercero.

El 36,1% de las gestantes fueron asintomáticas y el 43,8% presentaron síntomas leves, sin necesidad de ingreso hospitalario. Los síntomas más frecuentes fueron tos (52,7%) y fiebre (49,7%). El 16.4% fueron ingresadas por neumonía, mientra que el 3,7% presentaron neumonía grave y síndrome de distrés respiratorio agudo, con necesidad de ingreso en Unidad de Cuidados Intensivos. No se registró ninguna muerte materna.

La tasa de cesáreas fue superior en las gestantes que ingresaron por COVID-19 (51,1%) respecto a las que ingresaron por causa obstétrica (29,5%). Por su parte, la tasa de prematuridad en las gestantes ingresadas por COVID-19 fue del 26,7%. En concreto, de entre los resultados finalmente obtenidos (220 gestaciones), se contabilizaron un aborto de primer trimestre, tres pérdidas antes de las 24 semanas, 24 partos prematuros, 14 iatrogénicos por empeoramiento materno y 10 espontáneos, así como 192 gestaciones a término.