Publicado 07/04/2021 07:29CET

El TAC de tórax revela el riesgo de mortalidad en personas con EPOC

Archivo - Pulmones.
Archivo - Pulmones. - ROADLIGHT/PIXABAY - Archivo

MADRID, 7 Abr. (EUROPA PRESS) -

La información sobre la composición corporal derivada de los TAC de tórax rutinarios puede proporcionar información importante sobre la salud general de las personas con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), incluido su riesgo de mortalidad por todas las causas, según un estudio publicado en la revista 'Radiology'.

La EPOC es un grupo de enfermedades pulmonares crónicas y progresivas, como el enfisema y la bronquitis crónica. Se asocia con frecuencia a la obesidad y a la sarcopenia, una pérdida de masa y fuerza muscular. La obesidad se asocia a una menor mortalidad en los pacientes con EPOC.

La mayor supervivencia de los pacientes obesos en comparación con sus homólogos más delgados, un fenómeno conocido como la "paradoja de la obesidad", se ha sugerido en varias enfermedades crónicas.

El TAC torácico se utiliza a menudo para caracterizar la EPOC, detectar el cáncer de pulmón o planificar las opciones quirúrgicas. Más allá de la evaluación de los pulmones, estos exámenes ofrecen la oportunidad de evaluar la obesidad y la sarcopenia mediante biomarcadores de los tejidos blandos.

"Durante mucho tiempo, las tomografías computarizadas de tórax se han centrado en los pulmones o el corazón --afirma el coautor del estudio y editor de Radiology, el Dr. David A. Bluemke, de la Facultad de Medicina y Salud Pública de la Universidad de Wisconsin, en Estados Unidos--. Pocos investigadores anteriores han evaluado la calidad muscular, la densidad ósea o la degeneración de la columna vertebral como índice de salud general. Estos datos son fácilmente disponibles y cuantificables en estos exámenes de TAC".

Para el nuevo estudio, el doctor Bluemke, junto con el doctor Farhad Pishgar y el doctor Shadpour Demehri, de la Escuela de Medicina Johns Hopkins, y sus colegas, utilizaron exámenes de TAC de tórax para estudiar las asociaciones entre los marcadores de tejidos blandos derivados de las imágenes y la mortalidad por todas las causas en la EPOC.

El grupo de estudio estaba formado por 2.994 participantes procedentes del Estudio Multiétnico de Aterosclerosis (MESA), un gran ensayo que investiga el papel de los marcadores de tejidos blandos y óseos derivados de la imagen para predecir resultados relevantes para las enfermedades cardiopulmonares. De los 265 pacientes del grupo de estudio con EPOC, 49 (18%) murieron durante el periodo de seguimiento.

Una mayor cantidad de grasa intermuscular se asoció a una mayor tasa de mortalidad. Las investigaciones existentes han relacionado los niveles más altos de grasa intermuscular con la diabetes y la resistencia a la insulina. En cambio, un mayor tejido adiposo subcutáneo se relacionó con un menor riesgo de mortalidad por todas las causas.

Los autores demostraron de forma convincente que la grasa en el músculo era mucho más predictiva de los malos resultados que una simple distribución de la grasa subcutánea.

Los hallazgos apuntan a un papel para la evaluación de la composición corporal en personas con EPOC que se someten a un TAC de tórax. Estas evaluaciones son fáciles de obtener en la práctica clínica.

En teoría, las evaluaciones de la composición corporal derivadas del TAC ofrecerían la oportunidad de realizar intervenciones más tempranas en los pacientes que se enfrentan a un mayor riesgo de sufrir acontecimientos adversos para la salud.

Las evaluaciones de la composición corporal obtenidas mediante TAC de tórax también suponen una oportunidad para los algoritmos derivados de la inteligencia artificial que podrían añadir de forma rápida y automática la evaluación del riesgo al informe de imágenes.

"Espero que en el futuro haya más estudios que empiecen a analizar toda la información del TAC, en lugar de sólo un órgano a la vez --señala el doctor Bluemke--. Los clínicos necesitarán umbrales para intervenir cuando las anomalías de la grasa o los huesos sean graves".