Los suplementos de vitamina D pueden retardar la progresión de la diabetes

Publicado 26/07/2019 7:44:45CET
Pastilla de vitamina D
Pastilla de vitamina DSHUTTERSTOCK: R_SZATKOWSKI - Archivo

MADRID, 26 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los suplementos de vitamina D pueden retardar la progresión de la diabetes tipo 2 en pacientes recién diagnosticados y en aquellos con prediabetes, según un nuevo estudio publicado en el 'European Journal of Endocrinology'.

Los hallazgos sugieren que la suplementación con altas dosis de vitamina D puede mejorar el metabolismo de la glucosa para ayudar a prevenir el desarrollo y la progresión de la diabetes.

La diabetes tipo 2 es una enfermedad cada vez más frecuente que supone una gran carga para los pacientes y la sociedad y puede provocar graves problemas de salud, como daño a los nervios, ceguera e insuficiencia renal.

Las personas con alto riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 (prediabetes) pueden identificarse por varios factores de riesgo, incluida la obesidad o los antecedentes familiares de la enfermedad.

Aunque los niveles bajos de vitamina D se han asociado previamente con un mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, algunos estudios no han reportado mejoras en la función metabólica. Sin embargo, a menudo estos tenían un número bajo de participantes o incluían individuos con niveles normales de vitamina D al inicio que tenían metabolismo saludable o diabetes de tipo 2 de larga duración.

De modo que si la suplementación con vitamina D tiene algún efecto beneficioso en pacientes con prediabetes o con diabetes recién diagnosticada, especialmente en aquellos que tienen niveles bajos de vitamina D, sigue siendo incierto.

En este estudio, la doctora Claudia Gagnon y sus colegas de la Université Laval en Quebec, en Canadá, examinaron el efecto de los suplementos de vitamina D en el metabolismo de la glucosa en pacientes recién diagnosticados con diabetes tipo 2 o identificados con alto riesgo de desarrollar la enfermedad.

Los marcadores de la función de la insulina y el metabolismo de la glucosa se midieron antes y después de seis meses de la administración de suplementos de vitamina D en dosis altas (aproximadamente 5 a 10 veces la dosis recomendada).

Aunque solo el 46 por ciento de los participantes del estudio tenían niveles bajos de vitamina D al inicio del estudio, la suplementación con vitamina D mejoró significativamente la acción de la insulina en el tejido muscular de los participantes después de seis meses.

La doctora Gagnon comenta que "no está clara la razón por la que observamos mejoras en el metabolismo de la glucosa después de la suplementación con vitamina D en personas con alto riesgo de diabetes o con diabetes recién diagnosticada, mientras que otros estudios no demostraron un efecto en personas con diabetes tipo 2 de larga evolución. Podría deberse al hecho de que las mejoras en la función metabólica son más difíciles de detectar en las personas con enfermedad a más largo plazo o que se necesita un tiempo de tratamiento más prolongado para ver los beneficios".

Así, la doctora sugiere que los estudios futuros deberían evaluar si existen factores clínicos o genéticos individuales que afectan la forma en que las personas responden a los suplementos de vitamina D y si el efecto positivo sobre el metabolismo se mantiene a más largo plazo.

Y agrega: "La diabetes tipo 2 y la prediabetes son un problema de salud pública cada vez mayor y aunque nuestros resultados son prometedores, se requieren estudios adicionales para confirmar nuestros hallazgos e identificar si algunas personas pueden beneficiarse más de esta intervención y para evaluar la seguridad de una dosis alta de suplementos de vitamina D a largo plazo. Hasta entonces -- advierte-- sugeriría que se sigan las recomendaciones actuales de suplementos de vitamina D".