Suministrar en la ambulancia el parche de nitroglicerina tras un ictus no disminuye el riesgo de discapacidad

Ambulancia SAMU 061 Recurso 1
EUROPA PRESS
Publicado 07/02/2019 16:32:31CET

MADRID, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

Suministrar en la ambulancia el parche de nitroglicerina tras un accidente cerebrovascular no disminuye el riesgo de discapacidad posterior, según ha evidenciado un estudio llevado a cabo por científicos del Reino Unido y que ha sido presentado en la International Stroke Conference 2019 de la American Stroke Association Reunión.

Dos pequeños ensayos previos sugirieron que la administración transdérmica de nitroglicerina, un donante de óxido nítrico que disminuye la presión arterial, puede mejorar el resultado funcional y reducir la muerte si se administra rápidamente tras un accidente cerebrovascular causado por coágulos (accidente cerebrovascular isquémico) o sangrado en el cerebro (hemorragia intracerebral).

Ante esto, los investigadores, en un ensayo multicéntrico prospectivo, aleatorizado, enmascarado y de punto final, analizaron si era seguro y eficaz administrar este fármaco. Para ello, analizaron a 1.149 pacientes con una edad media de 73 años, que habían padecido un ictus y tenían la presión arterial alta.

Todos ellos fueron asignados al azar para recibir un parche de nitroglicerina o un parche falso dentro de las cuatro horas posteriores al inicio de los síntomas. Más de la mitad (57 por ciento) habían sido diagnosticados con hipertensión arterial, el 24 por ciento había tenido un derrame cerebral, y el 20 por ciento tenía diabetes o fibrilación auricular.

De esta forma, los expertos observaron que la nitroglicerina no mejoró el resultado general. "En los pacientes con hemorragia cerebral, el parche pareció empeorar los resultados. Por lo tanto, el tratamiento con nitroglicerina no se puede recomendar rápido después del accidente cerebrovascular", han zanjado los expertos.

Contador