Solo un 30% de los hombres con incontinencia urinaria postquirúrgica son tratados por urólogos

Publicado 18/11/2019 13:37:26CET
Próstata.
Próstata. - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / PALMIHELP - Archivo

   MADRID, 18 Nov. (EUROPA PRESS) -

   Solo el 30 por ciento de los hombres con incontinencia urinaria postquirúrgica tras una extirpación de próstata son atendidos en los servicios de Urología, y menos del 10 por ciento en servicios especializados en Urología funcional, según un estudio que ha realizado la Asociación Española de Urología (AEU) junto con Essity Spain, y cuyo objetivo es potenciar el abordaje multidisciplinar de la incontinencia urinaria crónica.

   Así, en el estudio se registra que seis de cada 10 urólogos son conscientes de que la incontinencia urinaria puede ser un efecto adverso asociado a la prostatectomía radical o extirpación quirúrgica de la próstata. Sin embargo, solo tres de cada diez especialistas conocen cuál es su incidencia y únicamente dos de cada diez son capaces de identificar el concepto de 'paciente seco'. Además, el 80 por ciento de los neurólogos consultados consideran necesario realizar un registro de pacientes con pérdidas de orina postquirúrgica que facilite el seguimiento y abordaje de estos varones.

   La encuesta revela también que, a la hora de medir la gravedad de la incontinencia urinaria, los médicos tienen en cuenta, sobre todo, la cantidad de absorbentes que tiene que emplear el paciente para paliar los síntomas. Así, hasta un 84 por ciento de los urólogos consideran este factor como definitorio de la gravedad de la patología. De ahí que ocho de cada 10 de los especialistas consultados crean que un mejor conocimiento de los dispositivos absorbentes mejoraría la práctica clínica. Nueve de cada diez urólogos consultados se muestran dispuestos, además, a recibir más información que pueda contribuir a mejorar la calidad de vida de sus pacientes.

   Cabe destacar que la incontinencia urinaria es un problema frecuente en la población masculina que suele vivirse en silencio fundamentalmente por vergüenza. Las estimaciones epidemiológicas apuntan que uno de cada cuatro hombres padece esta dolencia a partir de los 40 años de edad.

   La presentación de los principales datos de esta encuesta surge en el contexto del movimiento Movember, que surgió con el objetivo de concienciar sobre la importancia de cuidar la salud masculina. Este movimiento pretende animar a los varones a realizarse revisiones periódicas*para vigilar su salud prostática y testicular, dado que el cáncer de próstata es el segundo más común entre los varones.

Contador

Para leer más