Publicado 04/03/2021 12:22CET

Solo un 2,2% de los pacientes candidatos a cirugía bariátrica se opera

Archivo - Man measuring his waist
Archivo - Man measuring his waist - CREATAS IMAGES - Archivo

MADRID, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

En España, podría haber unas 400.000 personas con un índice de masa corporal (IMC) superior a 40 y, por tanto, potenciales candidatos a la cirugía bariátrica, sin considerar los que tendrían un IMC de 35 con una o dos comorbilidades asociadas y que también podrían beneficiarse de la intervención; sin embargo, solo un 2,2 por ciento de estos candidatos acceden al tratamiento quirúrgico, según advierte la presidenta de la Sociedad Española de Cirugía de la Obesidad (SECO), la doctora Raquel Sánchez Santos, en el marco del Día Mundial de la Obesidad, que se conmemora este jueves.

Según la experta, la cirugía bariátrica es una de las intervenciones más rentables para el sistema sanitario, ya que los beneficios que produce en el paciente consiguen reducir de forma significativa el gasto en medicamentos y en prestaciones sanitarias. Como explica la presidenta de SECO, existen beneficios tangibles directos, como la reducción de la mortalidad y el aumento de la supervivencia incluso en 10 años más; la reducción de las comorbilidades, lo que conlleva un importante ahorro en el consumo de medicamentos y de prestaciones sanitarias; y la resolución de la incapacidad laboral en muchas ocasiones.

Así, Sánchez Santos añade que la cirugía también tiene "beneficios tangibles indirectos", como mayor reinserción en el mercado laboral, la reducción de bajas laborales o la disminución de muertes prematuras en población activa. Y, por último, añade, se encuentran las ventajas "intangibles", como la mejora de la calidad de vida y del bienestar, "desde poder atarse los zapatos a disfrutar de más actividades en familia y mayor interacción social".

EL IMPACTO DE LA COVID-19 EN LAS INTERVENCIONES QUIRÚRGICAS

Por su parte, debido al impacto de la pandemia por Covid-19, el director general de Johnson & Johnson Medical Devices, Rocco De Bernardis, calcula un millón menos de cirugías el año pasado frente a los 5,4 millones que se hicieron en 2019 en España. "En la fase más aguda de la pandemia, de marzo a mayo, en cirugía bariátrica se ha producido un desplome de hasta el 80 o el 90 por ciento".

Así, el director general de Johnson & Johnson Medical Devices alerta de que "actualmente hay una lista de espera oficial y otra oculta, no filiada, de pacientes no Covid". "Es difícil hacer una estimación, pero sabemos que a nivel global la lista de espera se incrementaría en unos 6.000 pacientes diarios".

Por ello, señala que reducir la lista de espera, con especial foco en lo más urgente, por su gravedad y efectos secundarios, como la obesidad, a niveles pre Covid o hasta a niveles inferiores sería "lo deseable". "Para ello, nuestro trabajo diario consiste en hacer que el quirófano sea un entorno cada día más seguro para los profesionales sanitarios y para los pacientes", sentencia.