Sindicatos médicos estudian plantear una iniciativa legislativa popular contra la privatización de la sanidad

Actualizado 29/05/2013 20:43:58 CET

MADRID, 29 May. (EUROPA PRESS) -

El Comité Ejecutivo de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) va a plantear a los sindicatos autonómicos la posibilidad de impulsar una iniciativa legislativa popular para proponer un pacto con el que intentar que la sanidad "quede al margen de la contienda política" y evitar que en el Sistema Nacional de Salud (SNS) participen "empresas privadas con ánimo de lucro".

Así lo han acordado este miércoles tras dar por finalizadas las negociaciones que, conjuntamente con el Foro de la Profesión Médica, ha venido manteniendo con el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales desde el pasado mes de febrero para definir un modelo sanitario sostenible y de calidad.

CESM considera que "los miles despidos de interinos que se están llevando a cabo, más las amortizaciones de plazas por jubilaciones anticipadas, suponen un claro riesgo de quiebra del SNS, cuya masificación asistencial y listas de espera consecuentes llevarían a pensar que estamos ante un plan organizado para acabar privatizando la sanidad pública".

Por ello, urge a la ministra del ramo, Ana Mato, a "definir qué modelo sanitario pretende" y confía en que su departamento elabore un documento de consenso que refleje las principales posiciones que al respecto han venido defendiendo los representantes la profesión.

A este respecto, la confederación insiste en que apuestan por un "modelo universal, equitativo, de calidad, de gestión y trabajadores públicos y con una financiación que garantice su suficiencia económica y sostenibilidad".

En cuanto a las iniciativas ministeriales de potenciar la gestión clínica, CESM las valora positivamente "siempre y cuando vayan acompañadas de un régimen jurídico propio para los médicos", añaden.

Además, denuncia la situación que viven actualmente los médicos del SNS, ya que además de la importante pérdida salarial (entre un 20 y 30% desde 2010) están sufriendo un recorte drástico de las plantillas.