El Sindicato de Enfermería denuncia la falta de casi 123.000 enfermeras en España para igualarse a Europa

Actualizado 02/02/2011 18:25:44 CET

MADRID, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Sindicato de Enfermería (SATSE) denuncia la falta de cerca de 123.000 nuevas enfermeras en España para equipararse a los sistema sanitarios europeos y cumplir los índices mínimos que marca la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Del mismo modo, ha interpuesto un escrito de queja a la Defensora del Pueblo en el que pide que inste al Ministerio de Sanidad a realizar "con carácter de urgencia" un estudio oficial sobre las necesidades de profesionales de enfermería en el Sistema Nacional de Salud y a contratar a las enfermeras que sean necesarias para paliar este déficit.

Este escrito ha sido remitido también a la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo para que inste al Estado a poner en marcha medidas que pongan solución a dicha escasez.

Según critica el sindicato, la negligencia del Gobierno español provoca que, aunque España es deficitaria en personal de enfermería, estas profesionales acaben marchándose a países del entorno europeo para poder trabajar.

"Mientras tanto el Ejecutivo ha abierto la puerta a la emigración de enfermeras suscribiendo un acuerdo con el Gobierno alemán. Éste, conocedor de la alta formación de los profesionales de enfermería españoles, ha lanzado una oferta masiva para su contratación, lo que podría traducirse en la precarización de la asistencia sanitaria en el seno de nuestro Sistema Nacional de Salud", advierte.

De ser así, opina SATSE, se perjudicará la seguridad de los ciudadanos y también la de las propias enfermeras que verán incrementado su nivel de estrés y las bajas por enfermedad, lo que generará, aún más, un descenso en la calidad de las asistencia que los usuarios reciben ya que cada vez serán menos las enfermeras que podrán cuidarles.

"Aún reconociendo la gravedad de la situación, el Ejecutivo ha hecho caso omiso a ésta, con lo que está vulnerando preceptos comunitarios en materia de salud, seguridad y condiciones de trabajo de los trabajadores y los preceptos destinados a proteger la propia salud de los ciudadanos de un estado miembro de la Unión Europea", concluye el sindicato.