Publicado 08/11/2021 11:03CET

La SERAM ensalza la Radiología Intervencionista por ser menos agresiva y tener menos riesgos para el paciente

Unidad de Radiología Intervencionista en el Hospital Universitario Juan Ramón Jiménez de Huelva
Unidad de Radiología Intervencionista en el Hospital Universitario Juan Ramón Jiménez de Huelva - SERAM

MADRID, 8 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Radiología Intervencionista está sustituyendo, en los últimos años, a numerosas intervenciones quirúrgicas más complejas, puesto que permite realizar cirugías con mínima invasión y guiadas por imágenes radiológicas, por lo que, los pacientes reciben tratamientos menos agresivos y con menor riesgo.

Así lo ha puesto de manifiesto la Sociedad Española de Radiología Médica (SERAM), que este lunes 8 de noviembre celebra el Día Internacional de la Radiología. "Cada vez es más patente como los procedimientos intervencionistas solucionan de manera percutánea o endovascular problemas que de otro modo requerirían una cirugía más agresiva, con un riesgo mucho más elevado de morbimortalidad para los pacientes", ha afirmado la presidenta de la organización, Milagros Martí.

En este sentido, ha añadido, que la Radiología Intervencionista se encuentra en "desarrollo continuo" y su éxito radica en la eficacia de los procedimientos, "que acortan la estancia hospitalaria de los pacientes y les permite una recuperación más rápida en comparación con otras intervenciones quirúrgicas".

"La tendencia actual en Medicina es realizar el menor número de cirugías posibles y en caso de ser necesarias, a tratar por pequeñas incisiones en la piel. Realizamos tratamiento mediante balones que abren las arterias y las venas estrechas y la colocación de muelles o stents", ha señalado la doctora Teresa Moreno, radióloga intervencionista del Hospital Universitario Juan Ramón Jiménez de Huelva.

Estas técnicas de la Radiología Intervencionista se han convertido en imprescindibles en casos de urgencia ya que permiten, en palabras de la Teresa Moreno, "el tratamiento de
sangrados y hemorragias donde no es posible llegar mediante cirugía o suponen cirugías de gran riesgo". Así pues, la SERAM destacada que las técnicas intervencionistas permiten embolizar (ocluir
directamente el vaso que sangra mediante un catéter) y estabilizar de forma rápida y certera, con mínima invasión, a los pacientes politraumatizados con hemorragias descontroladas.

Asimismo, la Radiología Intervencionista ha supuesto en los últimos años un gran avance en el tratamiento del cáncer y otros tumores. "Su aplicación se extiende desde la colocación de dispositivos que son necesarios para administrar la quimioterapia hasta el tratamiento de tumores y cánceres, alcanzándolos y quemándolo o introduciendo sustancias quimioterápicas en el seno del cáncer para matarlo", ha explicado Teresa Moreno.

Contador