Publicado 09/07/2020 14:05:22 +02:00CET

SEPAR lanza la nueva 'Guía de terapias respiratorias domiciliarias 2020' para mejorar la calidad asistencial

EPOC
EPOC - THINKSTOCK - Archivo

MADRID, 9 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) ha lanzado, con la colaboración de la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (FENIN), la nueva 'Guía SEPAR de las terapias respiratorias domiciliarias 2020', que actualiza la anterior, de 2015, e incluye los criterios de calidad que deben regir la prestación de estas terapias respiratorias domiciliarias (TRD) para prestar una atención adaptada al perfil de los pacientes que las necesitan.

"Los principales cambios introducidos en la nueva guía están relacionados con la estratificación de la complejidad de la prestación dependiendo de la gravedad del paciente, de la fase de tratamiento en que se halle, que puede ir desde el inicio hasta la estabilización con cumplimiento completo, y del nivel de monitorización que cada caso requiera", ha explicado el presidente de SEPAR, Carlos A. Jiménez Ruiz.

Y es que, tal y como ha añadido la secretaria general de FENIN, Margarita Alfonsel, las terapias respiratorias domicilias son el ejemplo de un servicio sanitario de calidad, de atención remota de pacientes crónicos, y que hacen posible que casi un millón de pacientes en España reciban un servicio de calidad y eficiente.

"Estos nuevos protocolos habilitan nuevos canales asistenciales, refuerzan la importancia de la calidad asistencial y la atención individualizada de cada paciente en función de su situación clínica, en definitiva, harán posible que los pacientes estén mejor atendidos", ha añadido Alfonsel.

En su elaboración han estado implicadas cuatro importantes áreas de SEPAR: el Área de Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), el Área de Sueño, Ventilación y Cuidados Respiratorios Críticos, el Área de Enfermería Respiratoria y el Área de Fisioterapia Respiratoria, que han hecho una puesta al día de todas las TRD.

"El nuevo documento incorpora temas actualizados relativos a los perfiles de pacientes, canales de atención, adecuación del lugar de atención y del perfil asistencial al tipo de paciente, gestión del incumplimiento de la terapia o del papel de la telemonitorización en el inicio y el seguimiento de la terapia, todos ellos elaborados a partir de la nueva evidencia científica disponible y siempre con el objetivo final de favorecer al paciente, mejorar su salud y su calidad de vida", ha apostillado el vicepresidente neumólogo de SEPAR y coordinador de esta nueva guía, Peces-Barba Romero.

TIPOS DE TERAPIAS RESPIRATORIAS DOMICILIARIAS

Entre estas terapias respiratorias domiciliarias figuran la oxigenoterapia domiciliaria continua (OCD), la presión positiva continua de la vía aérea (CPAP), la ventilación mecánica domiciliaria (VMD) y la aerosolterapia.

La OCD es una terapia que consiste en administrar oxígeno con fines terapéuticos a los enfermos con insuficiencia respiratoria crónica (IRC) a concentraciones mayores respecto al oxígeno que hay en el ambiente. El objetivo es tratar o prevenir la hipoxemia (falta de oxígeno) a medio o largo plazo.

Actualmente, la OCD supone un tercio del total de TRD que se prescriben en el domicilio, con una media nacional de 264 tratamientos por cada 100.000 habitantes y una distribución desigual en la geografía española, ya que en algunos puntos se llegan a administrar 500 tratamientos por 100.000 habitantes.

"Un 27,3 por ciento de los enfermos de EPOC están siendo tratados con oxigenoterapia, pero existe un 10 por ciento de los pacientes que deberían ser tratados con esta terapia y no lo están", ha explicado el coordinador del área de EPOC de la SEPAR, José Luis López Campos.

Asimismo, el neumólogo y co-autor de este capítulo, José Miguel Rodríguez González-Moro, ha asegurado que destacado la importancia de lograr que la oxigenoterapia continua domiciliaria llegue a todos los pacientes que la necesitan, así como el equipo de oxígeno ideal, mejorar los sistemas de regulación e información de las terapias, avanzar en la educación de los pacientes y potenciar la investigación.

Por su parte, la CPAP es una terapia que consiste en administrar un flujo de aire continuo al paciente para mantener la vía aérea abierta durante el sueño, ya que esta puede quedar obstruida si se padece apnea obstructiva del sueño (AOS). Para evitar las consecuencias de la AOS, la coordinadora del Área de Sueño, Ventilación Mecánica y Cuidados Respiratorios Críticos de SEPAR, Olga mediano, ha explicado que se aplica la CPAP, con el objeto de mejorar la calidad del sueño de los pacientes y, con ello, evitar estas graves consecuencias para su salud.

"La nueva guía incluye nuevas modalidades de tratamiento de AOS, nuevas indicaciones de la CPAP, en coordinación con el nuevo Consenso Internacional de la AOS, y cómo hacer su seguimiento y control, incidiendo en la gestión del cumplimiento, recomendaciones sobre qué hacer y no hacer en el abordaje del diagnóstico y tratamiento de AOS, así como aspectos técnicos y de calidad. Nuestro objetivo debe ser conseguir una gestión de las TRD sostenible y de calidad", ha enfatizado el co-autor de este capítulo, Nicolás González Mangado.

Asimismo, la ventilación mecánica domiciliaria (VMD) consiste en el uso intermitente o continuo de un sistema de ventilación que se administra a través de una interfase nasal, facial o pieza bucal en la ventilación no invasiva, o de traqueostomía para la invasiva. El objetivo de esta terapia es tratar la IRC en pacientes con fracaso ventilatorio crónico, disminuyendo el trabajo de los músculos respiratorios, mejorando el intercambio gaseoso y, con ello, la calidad de vida de los pacientes y su supervivencia.

"La idea es que estos abandonen el hospital y puedan seguir la VMD con más calidad de vida en sus casas. La transición al domicilio es compleja y requiere de factores médicos y no médicos, así como del trabajo de un equipo multidisciplinario", ha argumentado el co-autor de este capítulo, Carlos Egea.

En este sentido, el fisioterapeuta y coordinador del Área de Fisioterapia Respiratoria de SEPAR, Antonio Tomás Ríos Cortés, ha destacado que, además de los equipos técnicos de ventilación, la fisioterapia respiratoria puede desempeñar un importante papel en el tratamiento de estos pacientes, de forma complementaria, y mejorar su estado general. De hecho, la nueva guía también alude al papel de la fisioterapia en el cuidado de los pacientes con insuficiencia respiratoria crónica.

Al mismo tiempo, la aerosolterapia domiciliaria constituye el 10-14 por ciento de las TRD. Permite administrar sustancias por vía inhalada, mediante nebulizadores, alcanzando concentraciones superiores en el árbol bronquial. Se emplean combinaciones de sistemas de nebulización y fármacos que hayan demostrado su eficacia y seguridad, como los beta2-agonistas de acción corta, con o sin anticolinérgicos.

También se pueden administrar antibióticos de forma nebulizada en casos de bronquiectasias o infección bronquial crónica u otros medicamentos nebulizados para reducir las agudizaciones de la fibrosis quística. "Cuando se emplean en el domicilio, los nebulizadores pueden ayudar a disminuir el número de visitas a urgencias e ingresos hospitalarios, siempre que se combine con planes de educación a los pacientes", según ha explicado el neumólogo y co-autor de este capítulo, Eusebi Chiner.

Finalmente, la enfermera y miembro de SEPAR, Paz Vaquero Lozano, ha subratado el papel de la Enfermería en el cuidado de los pacientes que salen del medio hospitalario para recibir una TRD a domicilio. Y es que, se encarga de proporcionar al paciente la información, educación y cuidados que necesita en todo momento.

Para leer más