Publicado 07/04/2021 14:10CET

SEOM y la Fundación Merck publican el primer 'Manual SEOM de casos clínicos en Oncogeriatría'

Regina Girones, Mercedes Cavanagh, Borja Lopez y Carmen Gonzalez
Regina Girones, Mercedes Cavanagh, Borja Lopez y Carmen Gonzalez - SEOM

MADRID, 7 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) y Fundación Merck Salud han presentado hoy el primer 'Manual SEOM de casos clínicos en Oncogeriatría', un documento en el que se desgranan diez situaciones reales de consulta oncológica en pacientes con edades superiores a 65 años.

El documento, que recoge el trabajo de 46 residentes y adjuntos de distintas instituciones médicas españolas, busca dar a conocer esta disciplina (la Oncogeriatría) al existir una nueva realidad donde el envejecimiento de la población ha traído un nuevo escenario: el paciente mayor con cáncer.

"Este proyecto, a través de diez situaciones reales de la consulta, con las fortalezas o limitaciones de cada lugar, es una gran oportunidad para compartir conocimiento y estrategias para el manejo del cáncer en el paciente anciano", ha afirmado la coordinadora de la Sección SEOM de Oncogeriatría, Regina Gironés, tras informar de que el 69 por ciento de los nuevos diagnósticos de cáncer en España en el año 2020 se presentaron en mayores de 65 años, según datos extraídos del Observatorio del Cáncer de la Asociación Española contra el Cáncer (AECC).

El 'Manual SEOM de casos clínicos en Oncogeriatría' presenta, a través de diez situaciones reales de consulta, los aspectos más relevantes de la Oncogeriatría. Estos radican en el uso de la valoración geriátrica integral, el manejo de la toxicidad del tratamiento, la polifarmacia o los síndromes geriátricos, entre otros temas.

Así, el objetivo que busca este trabajo es dar a conocer a profesionales sanitarios ejemplos de abordajes de pacientes de edad avanzada con cáncer. "Este tipo de trabajos son muy prácticos, sirven para mostrar una realidad y aprender los abordajes en pacientes oncológicos mayores, el trabajo que realizan de manera multidisciplinaroncólogos, geriatras y otros profesionales y que centran la intervención de una manera muy humana en el paciente", ha comentado la presidenta de la Fundación Merck Salud, Carmen González Madrid.

En concreto, en el manual se destaca la necesidad de realizar una adecuada evaluación oncogeriátrica a todos los pacientes mayores de 70 años; y antes de cada estrategia terapéutica, hacer una nueva VGI, valorar la expectativa de vida del paciente, riesgo de toxicidad, beneficios de los diferentes tratamientos, sin olvidar nunca las preferencias del paciente.

Para aplicar la VGI es preciso utilizar métodos clásicos, como la historia clínica y la exploración física, pero además se deben asociar instrumentos más específicos denominados escalas de valoración que facilitan no pasar de alto problemas o debilidades del mayor además de su evolución clínica durante el proceso de la enfermedad.

Asimismo, a la hora de seleccionar a aquellos pacientes candidatos a recibir un tratamiento oncológico específico y definir cuál es la mejor opción terapéutica por cada caso, es de vital importancia revisar la medicación, intentando retirar tratamientos no necesarios (de prescripción).

Del mismo modo, en le manual se subraya la importancia de realizar un seguimiento estrecho de las toxicidades que pueden producirse en el curso del tratamiento con el fin de prevenirlas y tratarlas de forma precoz evitando las posibles complicaciones.

"La presencia de síndromes geriátricos da información de la reserva funcional del individuo y ayuda a planificar los tratamientos oncológicos, así como implementar medidas de soporte que mejoren su calidad de vida", se detalla en el trabajo.

Finalmente, se recuerda la necesidad de tratar la depresión, el trastorno psicológico más común en los pacientes adultos mayores con cáncer; atender la malnutrición, frecuente en los pacientes adultos mayores con cáncer; establecer estrategias de intervención como programas de seguridad social que mejoren la atención integral de estos pacientes; y crear un programa de ejercicio multicomponente puede mejorar la función física/cognitiva y la calidad de vida en los pacientes mayores con cáncer.

Contador

Para leer más