Publicado 06/03/2020 12:52:32 +01:00CET

La SEMPSPH urge a dotar de más personal a los servicios de Medicina Preventiva

MADRID, 6 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Sociedad Española de Medicina Preventiva y Salud Pública (SEMPSPH) ha urgido a las autoridades a dotar de más personal a los servicios hospitalarios de Medicina Preventiva, especialmente en Enfermería, debido a la epidemia de coronavirus.

Desde la organización han denunciado que los servicios de Medicina Preventiva y Salud Pública de los hospitales españoles están "infradotados de personal", sobre todo de enfermeros que son "claves en la promoción de la prevención primaria, tanto para evitar la enfermedad y poner en marcha iniciativas de Salud Pública, como para mejorar la seguridad de los pacientes en el ámbito asistencial".

Los equipos de Enfermería son los encargados de divulgar las medidas básicas de higiene de manos y la "etiqueta" respiratoria en profesionales, pacientes, familiares y población en general, pero también responden a la puesta y retirada de equipos de protección individual, lo que "repercute directamente" en su seguridad.

La demanda de más personal va dirigida también a la necesidad de mejorar la formación de los profesionales en el control y la vigilancia de las infecciones, sobre todo en unidades de pacientes críticos o en quirófanos, para beneficiar tanto a la seguridad de los pacientes como la de los propios profesionales.

Ante el aumento del número de inmunodeprimidos, causado por una mayor esperanza de vida y un incremento del uso de nuevos fármacos
inmunosupresores, la medicina preventiva se enfrenta a una "carga mayor de trabajo" con un mayor número de pacientes que necesitan de programas de vacunación específicos.

Asimismo, se debe trabajar en la reducción de los brotes infecciosos en los hospitales. Sin embargo, para que el sistema sanitario sea sostenible, desde la organización reclaman una mayor inversión pública en la vigilancia epidemiológica de los riesgos, la gestión de los incidentes de seguridad y la promoción de prácticas seguras, que eviten infecciones relacionadas con la asistencia, úlceras por presión, flebitis, caídas, errores de medicación.

Estos efectos adversos afectan a más del 20 por ciento de los pacientes ingresados y consumen más del 15 por ciento de los recursos, cifras que podrían dedicarse a mejorar instalaciones, tecnología empleada y calidad de la asistencia sanitaria.

Desde la SEMPSPH advierten que la falta de personal genera una sobrecarga de trabajo, que provoca que los profesionales "no hagan todo lo que saben y deberían"

"Una situación de riesgo en la que no se puede seguir esperando para buscar soluciones. Es urgente que la Direcciones Generales de Asistencia Sanitaria y de Recursos Humanos se sensibilicen ante este grave problema", han concluido.

Para leer más