Publicado 20/10/2021 17:24CET

La SEMG pide equiparar la atención e importancia de las enfermedades cardiovasculares a la osteoporosis

Archivo - La pandemia ha empeorado la salud de las personas con osteoporosis y el confinamiento ha provocado que al estar más tiempo en los domicilios se hayan producido más caídas.
Archivo - La pandemia ha empeorado la salud de las personas con osteoporosis y el confinamiento ha provocado que al estar más tiempo en los domicilios se hayan producido más caídas. - ADOLFO ENRIQUEZ - Archivo

MADRID, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

El responsable del Grupo de Trabajo de Aparato Locomotor de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), Carlos Bastida, ha realizado un llamamiento para tomar conciencia sobre la importancia que tiene la osteoporosis que, este miércoles celebra su Día Mundial.

"Al igual que sabemos valorar perfectamente el riesgo que tiene
un paciente de sufrir un evento cardiovascular y, para ello, conocemos sus factores de riesgo y lo tratamos para intentar reducirlo (tratamos la dislipemia, la hipertensión, los antiagregamos
o anticoagulamos, etc.), pensemos y valoremos que ese paciente que tenemos delante de nosotros podría tener un elevado riesgo de fractura por fragilidad", ha reivindicado.

Para ello, el experto ha enumerado los factores de riesgo de la osteoporosis, como tener más de 65 años, pérdida de estatura, bajo peso o el tabaquismo, entre otras. En los casos en los que el riesgo sea elevado, Bastida anima a no perder la oportunidad y ofrecer a ese paciente la posibilidad de intentar disminuir ese riesgo con una serie de recomendaciones y tratamientos que hayan demostrado su eficacia.

Una de las causas que ha empeorado los casos de osteoporosis ha sido el confinamiento, ya que, como indica la SEMG, se ha limitado la movilidad y exposición solar y, además, el hecho de haber permanecido más tiempo en el domicilio ha provocado mayor número de caídas.

En España, se calcula que hay 2,8 millones de personas que sufren osteoporosis y uno de cada cinco hombres y una de cada tres mueres mayores de 50 años sufrirá una fractura por fragilidad en lo que le queda de vida.