Publicado 19/01/2021 14:02CET

Semfyc actualiza su guía sobre las pautas de abordaje para el paciente con Covid-19 en Atención Primaria

Médico.
Médico. - SAVIA (MAPFRE) - Archivo

MADRID, 19 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (Semfyc) ha actualizado el documento elaborado por los Grupos de Trabajo de la sociedad, en el que se resumen una serie de pautas destinadas al abordaje del paciente con COVID-19 en Atención Primaria, conforme la evidencia actualizada de que se dispone hasta al actualidad.

Se trata de indicaciones para emprender el diagnóstico del paciente con sospecha de Covid-19, del seguimiento de la continuidad asistencial al alta hospitalaria, y la conciliación de la medicación. En el documento además se detallan actualizadas cuáles son las principales manifestaciones clínicas de la Covid-19 en los pacientes que consultan en Atención Primaria

El documento publicado por la sociedad científica tiene como objetivo determinar unos criterios comunes de actuación frente al abordaje del paciente con covid-19 en Atención Primaria. Frente a esta situación, se definen y clasifican los casos y el procedimiento de identificación del coronavirus SARS-CoV-2.

Este debe comenzar con el primer contacto de los pacientes con el centro de Atención Primaria (AP) donde se debe determinar si el paciente cumple la definición de caso sospechoso. La presentación clínica más habitual es la de una infección respiratoria, y los síntomas más frecuentes son fiebre, tos y disnea; sin embargo, algunos pacientes pueden ser asintomáticos.

"Este documento es la guía de abordaje de la COVID-19 en Atención Primaria más completa que a día de hoy se ha elaborado orientada a las consultas de Medicina Familiar y Comunitaria. Es fruto de un gran esfuerzo por agrupar, sintetizar y actualizar el conocimiento de la decena de guías y protocolos publicados durante 2020", ha dicho la secretaria de la Semfyc, Remedios Martín.

Y es que, a medida que la pandemia ha evolucionado, se ha comprobado que los signos y síntomas de presentación de la Covid-19 son variables, y, por este motivo, se ha creado un resumen de las principales manifestaciones de la Covid-19, ya que un solo síntoma o signo no permite diagnosticar con exactitud.

El objetivo de las pruebas diagnósticas durante la epidemia de Covid-19 puede ser diagnóstico, de cribado o de vigilancia respecto de la infección por SARS-CoV-2. Cuando tienen finalidad diagnóstica se realizan en pacientes sintomáticos y en asintomáticos de los contactos estrechos de los casos. Las pruebas de cribado están destinadas a identificar a las personas infectadas que pueden ser contagiosas, pero que no tienen síntomas o son presintomáticos.

Cuando se utilizan como parte de un programa de vigilancia se hace generalmente para monitorizar el nivel de infección, para el estudio de un brote o con carácter retrospectivo, para conocer la incidencia y prevalencia de la infección pasada.

Además, la gravedad de los síntomas también condiciona la decisión clínica, y el seguimiento que se realiza desde AP. Dependiendo de la sintomatología, los signos exploratorios, con especial atención a la saturación de oxígeno (SatO2), y la presencia de imágenes compatibles con neumonía se puede clasificar la enfermedad, según la gravedad de los síntomas. Sin olvidar que los factores de riesgo y los criterios de vulnerabilidad se han de tener en cuenta para la toma de decisiones, ya que condicionan el pronóstico de la enfermedad.

Por otra parte, la organización ha informado de que la mayoría de los pacientes podrán realizar aislamiento y seguimiento en su domicilio mediante la monitorización de sus síntomas, siempre que sean casos leves.

Sin embargo, un porcentaje de pacientes podría desarrollar síntomas graves y deberá permanecer alerta ante las posibles 'banderas rojas', como son la disnea o el dolor torácico persistente. Por ello, en el flujo de entrada del paciente en urgencias con síntomas respiratorios, hay que conocer si ya está diagnosticado o no para realizar las pruebas de detección más adecuadas, y el día de inicio de los síntomas.

Finalmente, y ante los pacientes con cuadros leves de infección por Covid-19, se recomienda tratamiento sintomático y seguimiento telefónico. El manejo de los síntomas es similar al de otras enfermedades víricas agudas e incluye antitérmicos y analgésicos para la fiebre, mialgia y dolor de cabeza. La utilización de antiinflamatorios no esteroideos (AINE), como ibuprofeno, no se encuentra contraindicada, aunque se recomienda utilizar paracetamol como primera opción. No se recomienda la retirada de AINE cuando estén clínicamente indicados.