Actualizado 24/09/2010 20:03

La SEC y el Hospital Mount Sinai (EE.UU) organizan un programa de formación sobre alteraciones del corazón

Hospital Mount Sinai
MOUNT SINAI

NUEVA YORK (EE.UU), 24 Sep. (De la enviada especial de EUROPA PRESS, Cristina Velázquez) -

El prestigioso Hospital Mount Sinai de Nueva York (Estados Unidos) y la Sociedad Española de Cardiología (SEC), en colaboración con la farmacéutica Boehringer Ingelheim, se han aliado para crear un programa de formación teórico-práctico que, bajo el nombre de 'Cardio Academy', aborda los últimos avances para el diagnóstico y tratamiento de las arritmias y otras alteraciones electromecánicas del corazón.

El objetivo de esta iniciativa, según el presidente de la SEC, Carlos Macaya, es "situar a la cardiología española en lo más alto del panorama internacional y afrontar con garantía los retos de futuro de la especialidad".

La primera edición de este encuentro comienza este viernes en Nueva York y contará con la presencia del doctor Valentín Fuster, director del Cardiovascular Institute, quien esta mañana ha pronunciado la conferencia 'Nuevos avances en biología vascular a través de la imagen y los ensayos clínicos'.

Entre otras actividades destacadas, los participantes visitarán las instalaciones del Cardiovascular Institute, que es referencia mundial en la investigación, desarrollo y difusión de estrategias y técnicas para conocer, prevenir y mejorar el tratamiento de las enfermedades cardiovasculares, que constituyen la primera causa de muerte a nivel mundial.

Además, entre los temas que se van a tratar es el impacto socio-sanitario de la fibrilación auricular (FA), ya que hasta tres millones de personas de todo el mundo sufren cada año un ictus relacionado con esta arritmia, lo que equivale a una persona cada 12 segundos.

Según el director médico del Hospital Clínic de Barcelona, Josep Brugada, "una mejor concienciación puede favorecer un diagnóstico más temprano y lograr que más pacientes reciban el tratamiento apropiado, lo que posiblemente permitiría prevenir más ictus evitables".