Publicado 30/05/2022 11:57

SATSE pide al PSOE de autonomías y provincias que exijan el "desbloqueo" de la Ley de Seguridad del Paciente

Archivo - SATSE protesta ante el Congreso de los Diputados (Madrid) por el bloqueo de la ley de seguridad del paciente, como ya sucedió en diciembre de 2021.
Archivo - SATSE protesta ante el Congreso de los Diputados (Madrid) por el bloqueo de la ley de seguridad del paciente, como ya sucedió en diciembre de 2021. - SATSE - Archivo

MADRID, 30 May. (EUROPA PRESS) -

El Sindicato de Enfermería (SATSE) ha pedido a los secretarios autonómicos y provinciales del PSOE que demanden dentro de su partido que "se acabe el bloqueo que están provocando sus compañeros" en el Congreso de los Diputados a la tramitación parlamentaria de la Ley de Seguridad del Paciente.

En una carta dirigida a todos los responsables socialistas en comunidades autónomas y provincias, el presidente de SATSE, Manuel Cascos, les recuerda que esta Ley, que fue apoyada por su partido durante su toma en consideración, lleva más de dos años y cinco meses pendiente de su debate en la Comisión de Sanidad porque se han solicitado más de 50 prórrogas al plazo de presentación de enmiendas parciales, siendo el PSOE el único Grupo que las pide desde hace semanas.

"Es un asunto de vital interés e importancia para los más de 47 millones de personas de nuestro país, porque se trata de mejorar la atención y cuidados que reciben en nuestro sistema sanitario, el cual, lamentablemente, se encuentra muy deteriorado y debilitado tras años de recortes en recursos y medios y una grave pandemia que aún no ha finalizado", apunta Cascos.

El presidente de SATSE subraya que se trata de una Ley cuyo único objetivo es garantizar la seguridad asistencial en los centros sanitarios y sociosanitarios, a través de una asignación máxima de pacientes por cada enfermero, una vez que "numerosos estudios científicos realizados por expertos internacionales y nacionales concluyen que, con un mayor número de pacientes asignado a cada profesional, hay más riesgos, complicaciones, efectos adversos y un incremento de la mortalidad y morbilidad".

"El conjunto de la ciudadanía y los profesionales no podemos entender que sean otros intereses de tipo partidista o político los que están causando esta postura obstruccionista del PSOE en el Congreso de los Diputados. Algo que entendemos menos si cabe cuando quien lo propicia es un partido político que afirma ser progresista y defender la sanidad pública como garantía de progreso y fortalecimiento del Estado del Bienestar de nuestro país", señala.

Desde SATSE se insiste en que, tras la COVID-19, es "absolutamente necesario trabajar de forma conjunta para garantizar la atención sanitaria y cuidados que necesita la ciudadanía y que, además, se pueda vislumbrar un horizonte de esperanza y recuperación después de dos años que han generado una verdadero 'tsunami' sanitario y social".

El presidente del Sindicato recuerda que, en el debate parlamentario de la toma en consideración, la portavoz socialista, Ana Prieto, defendió la conveniencia y multitud de beneficios que esta Ley tiene para los pacientes y los profesionales, y señaló, entre otros motivos, que la norma "visibiliza un compromiso que también es el nuestro que es garantizar y aportar seguridad al paciente en la atención sanitaria y cuidados que recibe, independientemente de lugar en el que viva o de su situación económica, lo que es justicia social".

"¿Qué ha ocurrido en el último año para que se haya producido un cambio tan radical de postura en un partido que, en primer lugar, se mostró sensible, receptivo y defensor de la Ley, y ahora utiliza estrategias parlamentarias de dudosa justificación para que no salga a la luz una norma que claramente beneficia a todos, ciudadanía, profesionales y al sistema sanitario en su conjunto?", se preguntan en SATSE.

La Ley de Seguridad del Paciente entró en el Congreso de los Diputados en diciembre de 2019 tras lograr el respaldo de cerca de 700.000 personas y profesionales, además de ayuntamientos y parlamentos autonómicos, numerosas asociaciones de pacientes y consumidores, organizaciones profesionales y de enfermeras de todo el mundo y un nutrido grupo de personalidades de la comunicación, la cultura y el deporte.