Actualizado 25/07/2013 18:12:47 +00:00 CET

Sanitas Hospitales aplica la cirugía robótica para tratar la apnea del sueño y el ronquido

MADRID, 25 Jul. (EUROPA PRESS) -

Sanitas Hospitales ha puesto en marcha una Unidad de Sueño y Ronquido para el diagnóstico y tratamiento de patologías específicas de sueño, como son el ronquido y la apnea del sueño, a través de la cirugía robótica.

"Dada la creciente incidencia de este tipo de trastornos y la pérdida de calidad de vida que suponen para los pacientes, es preciso llevar a la práctica un protocolo estandarizado de diagnóstico y tratamiento que sólo puede realizarse con una Unidad especializada en sueño y ronquido", ha explicado el jefe del Servicio de Otorrinolaringología del Hospital Sanitas La Zarzuela, Guillermo Plaza.

En concreto, el síndrome de apnea obstructiva del sueño (SAOS), conocida popularmente como apnea, es una de las principales patologías que aborda la nueva Unidad. Su prevalencia es notable ya que afecta a entre un 4 por ciento y un 6 por ciento de los varones y a un 2 por ciento de las mujeres.

"Según el Consenso Nacional sobre SAHS del 2005, se evidencia que en España existen entre 1,2 y 2,15 millones de personas portadoras de un SAOS relevante. Es más prevalente en varones y su incidencia aumenta progresivamente con la edad", ha precisado Plaza.

Los principales síntomas que experimenta el paciente son ronquido nocturno, hipersomnia diurna, fatiga y cefaleas. Asimismo, la doctora Vielva, del servicio de Otorrinolaringología del Hospital Sanitas La Zarzuela, ha asegurado que esta enfermedad supone una "notable pérdida de calidad de vida" y, además, eleva el riesgo de sufrir accidentes de tráfico o laborales por la hipersomnia que produce.

En este sentido, los tratamientos van dirigidos a resolver el origen de la obstrucción por lo que cobra especial relevancia detectar lo más exactamente posible su localización a nivel nasal, faríngeo o laríngeo. Con este fin, la Unidad cuenta con uno de los procedimientos diagnósticos más avanzados como es la somnoscopia, o endoscopia por sueño inducido, que se practica en el quirófano. En consulta, también cuenta con la nasofibrolaringoscopia que permite realizar un examen de las fosas nasales mediante la introducción de un endoscopio flexible.

En el caso de que la obstrucción se localice en la base de la lengua o en la epiglotis, uno de los tratamientos más innovadores es la cirugía robotizada. "Las técnicas con el robot 'Da Vinci' nos permiten intervenciones menos invasivas, más controladas y precisas minimizando los riesgos para el paciente y propiciando recuperaciones más rápidas. Se trata de una de las indicaciones más recientes de la cirugía robótica lo que nos diferencia de otras unidades similares", ha señalado Plaza.

Asimismo, el "alto grado" de especialización de la Unidad permite abordar otros procedimientos novedosos como la faringoplastia de expansión indicada para tratar a pacientes con síndromes de apnea leves mediante la contracción del músculo palatofaringeo para abrir el paladar y evitar su colapso.