Sanidad está en contacto con las CCAA para solventar posibles problemas en la atención de pacientes desplazados

Actualizado 06/09/2011 21:55:41 CET

MADRID, 6 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad se ha puesto en contacto con varias comunidades autónomas para intentar buscar una solución a las dificultades que están encontrando algunos pacientes cuando son atendidos en una comunidad distinta a la que residen, tal y como ha denunciado este martes el Defensor del Pueblo.

Según han explicado fuentes del departamento que dirige Leire Pajín en declaraciones a Europa Press, la propia ministra ya ha mostrado su preocupación por el hecho de que haya ciudadanos "mal atendidos o no atendidos" cuando viajan a otras comunidades y, de hecho, la semana pasada envió una carta a los consejeros de algunas de las comunidades donde parece que más se están detectando este tipo de problemas.

En concreto, se ha puesto en contacto con Cataluña, Comunidad Valenciana, Baleares, Murcia, Andalucía, Madrid, Canarias y Aragón, a quienes ha preguntado por los mecanismos de cada comunidad para garantizar el cumplimiento de la normativa vigente, que obliga a las comunidades a coordinarse para ofrecer la misma prestación sanitaria a todos los ciudadanos con indenpendencia de donde residan.

Además, les ofreció la posibilidad de concretar una reunión con el secretario general de Sanidad, José Martínez Olmos, para buscar fórmulas que permitan garantizar este derecho de los ciudadanos.

El Defensor del Pueblo ha abierto una investigación de oficio solicitando que el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) adopte los acuerdos necesarios que permitan garantizar en todos los casos, el derecho de los ciudadanos a las prestaciones sanitarias que ofrece dicho Sistema, con independencia del lugar del territorio nacional en el que se encuentren.

La Institución ha mostrado su "especial preocupación" por las limitaciones en el acceso a consultas de atención especializada y por la situación de los enfermos crónicos sometidos a un estricto tratamiento farmacológico, que en sus desplazamientos temporales a otra comunidad distinta de la que residen, no pueden acceder a los medicamentos que ineludiblemente precisan.