Sanidad avisa de que el reservorio de determinadas bombas de insulina 'MiniMed' serie 600 se puede soltar

Publicado 03/12/2019 17:23:25CET
Bomba de insulina MiniMedTM 670G
Bomba de insulina MiniMedTM 670G - MEDTRONIC

MADRID, 3 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), dependiente del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, ha tenido conocimiento, a través de la empresa Medtronic Ibérica, de la posibilidad de que el reservorio de determinadas bombas de insulina 'MiniMed' serie 600, se suelte y no se pueda volver a fijar en la bomba debido a la rotura o a la pérdida del anillo de retención.

Y es que, si el reservorio no queda bien bloqueado en la bomba, indicada para la administración continua de insulina a índices predeterminados y variables para el control de la diabetes, podría producirse una infrainfusión o una sobreinfusión de insulina, lo que podría derivar en hiperglucemia o hipoglucemia.

Los productos afectados son las 'Bombas de insulina MiniMed 640G', modelos MMT-1711 y MMT-1712; y las 'Bombas de insulina MiniMed 670G', modelos MMT-1780, MMT-1781 y MMT-1782.

De acuerdo con la información facilitada por la empresa, se han comunicado incidentes en los que el reservorio se ha soltado y no se ha podido volver a bloquear en la bomba. El reservorio puede soltarse debido a la rotura o a la pérdida del anillo de retención, lo que impide que quede bien bloqueado. Además, el anillo de retención puede romperse, por ejemplo, si la bomba se cae o se golpea contra una superficie dura.

Por todo ello, la AEMPS ha aconsejado a los profesionales sanitarios que contacten con los pacientes que están utilizando los productos afectados; mientras que a los diabéticos que los estén usando les ha recomendado contactar, en caso de no haber recibido una nota de aviso de la empresa, con su profesional sanitario para que se la entregue.

Además, Sanidad ha instado a los pacientes a que comprueben, en el caso de que se le caiga o golpe la bomba accidentalmente, si se han producido daños tanto en la bomba como en el anillo de retención; así como seguir las instrucciones de uso sobre cómo insertar el reservorio correctamente, examinar el anillo de retención de la bomba de forma rutinaria y comprobar que el reservorio queda bien bloqueado cada vez que cambia el equipo de infusión.

Si el reservorio no queda bloqueado en la bomba o el anillo de retención está suelto, dañado o ha desaparecido, la AEMPS ha aconsejado dejar de utilizar la bomba de insulina y volver al plan alternativo de inyecciones manuales de insulina de acuerdo con las recomendaciones de su médico.

"No vuelva a insertar el reservorio en la bomba mientras esté conectada, ya que podría administrarse por error una gran cantidad de insulina en bolus", ha dicho Sanidad, para recordar a los pacientes que contacten con su profesional sanitario si necesitan un consejo médico adicional, o con el servicio técnico de la empresa Medtronic para la resolución de dudas o problemas relacionados con los productos afectados.

Contador

Para leer más