Ruber Internacional propone un tratamiento multidisciplinar para dejar de fumar

Publicado 18/11/2019 13:28:03CET
Tabaquismo
Tabaquismo - ISTOCK - Archivo

   MADRID, 18 Nov. (EUROPA PRESS) -

   Ruber Internacional Paseo de la Habana propone tratar la deshabituación tabáquica de manera multidisciplinar, combinando un tratamiento farmacológico, llevado a cabo por la neumóloga experta en tabaquismo, Ana Hernández, con uno cognitivo conductual, dirigido por el psiquiatra Jaime Adán, que podría evitar las habituales recaídas de los pacientes.

   La adicción al tabaco es una de las más potentes que hay, probablemente porque la dependencia al tabaco es multifactorial. Según Hernández, "existe una dependencia física relacionada con el efecto de la nicotina a nivel del sistema nervioso central, y una dependencia psíquica basada en el hábito, el gesto y diversos factores psicológicos".

   El tabaquismo es una enfermedad crónica de alta prevalencia, que según la OMS afecta alrededor del 33 por ciento de la población mundial, y al 24 por ciento de la población española. En más de 80 por ciento de los casos se inicia antes de los 20 años, pero se mantiene durante décadas, por la alta dependencia física y psíquica que produce, provocando trastornos respiratorios, cardiovasculares y oncológicos diversos, por lo que se considera la primera causa evitable de muerte en los países desarrollados. En España, por ejemplo, causa cada año la muerte de más de 60 mil personas.

   Asimismo, existe evidencia científica suficiente que apoya la aparición de varias patologías como causa directa y teniendo al tabaco como principal factor responsable como el cáncer de pulmón, EPOC, la enfermedad vascular periférica, el cáncer de faringe, laringe y boca, y el cáncer de esófago. En otras patologías el tabaco es causa directa, pero actúa como un factor de riesgo más, como en el ictus, enfermedad coronaria, cáncer de vejiga, riñón y páncreas, y aneurisma aórtico. Y en otras ocasiones aumenta el riesgo, como en el cáncer de cérvix, de estómago, de hígado, la neumonía y la úlcera péptica. En general, se calcula que puede disminuir la expectativa de vida en unos 5 a 10 años.

   Se estima que el 50% de los fumadores quiere dejar de fumar, pero sólo el 10% lo logran sin ninguna ayuda. Con un tratamiento médico adecuado para la deshabituación de la nicotina, y cognitivo conductual para tratar la dependencia psicológica, aumenta de forma significativa el porcentaje de éxito.

   En la actualidad existe una prevalencia mundial de 1.200 millones de fumadores en el mundo, lo que causa 6 millones de personas que fallecen a causa del cigarrillo cada año. La distribución mundial es sin embargo muy desigual, el tabaquismo es un claro problema de salud pública en los países desarrollados, pero no es un problema prioritario en los países más pobres.

   La situación en Europa al respecto, concretamente, es de alta prevalencia. Los resultados del Eurobarómetro 2017 que describen las características tabáquicas de más de 27 mil individuos europeos, describen que el 50 por ciento de la población no ha sido nunca fumadora, el 28 por ciento son fumadores y el 22 por ciento son exfumadores.

Contador

Para leer más