Un rol activo puede ayudar al paciente de Parkinson a adaptarse a la enfermedad

Mano, mayor, parkinson
PIXABAY - Archivo
Publicado 13/02/2019 13:46:18CET

MADRID, 13 Feb. (EUROPA PRESS) -

El paciente de Parkinson, como enfermo crónico, debe cambiar el concepto de paciente pasivo a paciente activo y/o experto, cuidarse y desarrollar sus potencialidades para una mejor adaptación a la enfermedad, ha recomendado la trabajadora social de la Asociación Parkinson Aragón, Magdalena Crespo Biel, durante una jornada sobre la enfermedad organizada por la asociación, en colaboración con AbbVie.

El Parkinson es un trastorno neurológico crónico, degenerativo e invalidante que cursa una serie de síntomas motores, como la lentitud de movimientos, el temblor, la rigidez y la inestabilidad postural. Entre los síntomas no motores se encuentran los trastornos del sueño, el estreñimiento, los problemas visuales, respiratorios, urinarios, cognoscitivos.

Los pacientes también sufren problemas psicológicos como depresión, que manifiestan entre un 25 y un 70 por ciento de los afectados, apatía, ansiedad o irritabilidad. Según avanza la enfermedad, estos síntomas dificultan más la calidad de vida de los que la sufren, sus familias y sus cuidadores.

Actualmente, hay 160.000 personas afectadas por el Parkinson en España y, de éstos, una tercera reúne los criterios de sufrir su vertiente avanzada.

"La enfermedad de Parkinson en una fase avanzada es altamente discapacitante y exige un gran esfuerzo por parte de familiares, personal sanitario y soporte social para intentar dar respuesta a las necesidades de estos pacientes", ha explicado la neuróloga responsable de la unidad de Trastornos del Movimiento del Hospital Clínico Lozano Blesa, la doctora Sara Sánchez.

Para el neurólogo, el tratamiento de estos pacientes "es un auténtico reto, probablemente es el más complejo de todas las enfermedades neurológicas, ya que debe adaptarse a cada paciente en particular", ha concluido la doctora Sánchez.