Actualizado 08/07/2021 16:38 CET

El robot Da Vinci de Vithas Madrid Arturo Soria reduce en dos días la hospitalización en cáncer de próstata

El robot Da Vinci de Vithas Madrid Arturo Soria reduce en dos días la hospitalización en cáncer de próstata
El robot Da Vinci de Vithas Madrid Arturo Soria reduce en dos días la hospitalización en cáncer de próstata - VITHAS

MADRID, 7 Jul. (EUROPA PRESS) -

El robot quirúrgico Da Vinci de la Unidad de Cirugía Robótica del Hospital Vithas Madrid Arturo Soria, dirigida por el doctor Pedro Sánchez De La Muela, ha consegudo reducir en dos días la hospitalización en cáncer de próstata.

"Con esta técnica hemos logrado reducir la estancia hospitalaria de los pacientes de cuatro o cinco días que es lo común con laparoscopia, a una estancia de 48 horas gracias al robot Da Vinci", apunta el doctor Pedro Sánchez De la Muela, experto en cirugía robótica, quien señala que estos datos se han mejorado puesto que han duplicado desde el 2019 el número de pacientes con cáncer de próstata tratados con esta terapia.

El robot quirúrgico Da Vinci es una herramienta en la que el cirujano no opera directamente sobre el paciente, sino que lo hace sentado en una consola que le ofrece una visión en tres dimensiones y un aumento de hasta 10 veces. De esta forma el profesional puede trabajar con una gran delicadeza y precisión en espacios extremadamente reducidos, algo impensable con otras técnicas quirúrgicas.

"Gracias al Da Vinci podemos acceder a un área anatómica delimitada por el espacio de Retzius", apunta el responsable de la unidad. Por esta zona discurren numerosas y pequeñas estructuras neuro-vasculares, ramas de las arterias y nervios responsables de la función eréctil, arterias y nervios pudendos, que se entrecruzan entre si y que pueden verse lesionados cuando se llevan a cabo las técnicas utilizadas habitualmente en cirugía laparoscópica y cirugía robótica convencional.

El equipo de Sánchez De La Muela accede por la cara posterior de la próstata respetando la estructura del espacio de Retzius. Se efectúa una minuciosa disección de las estructuras de la fascia prostática posterior, encargadas de la función eréctil y la continencia urinaria, sin tocar el componente del esfínter urinario que se localiza en la cara anterior de la uretra.

TÉCNICA MÁS SEGURA Y CON MEJORES RESULTADOS

En cuanto a los resultados funcionales, esta técnica facilita la reincorporación precoz del paciente a su vida personal y laboral. El experto señala que favorece la continencia inmediata, es decir que hace que no necesite ningún pañal o compresa de seguridad. "Con este método hasta un 90 por ciento de los pacientes después de la prostatectomía radical robótica logran una continencia completa inmediata frente a un 65-70 pro ciento que lo conseguía con las terapias convencionales", destaca el jefe de la Unidad de Urología del Hospital Vithas Madrid Arturo Soria y Vithas Internacional.

Además, explica que con esta cirugía mínimamente invasiva se disminuye la posibilidad de infección puesto que habitualmente no se utiliza drenaje. Además, se reducen las complicaciones post operatorias debido a que, entre otras cosas, no es necesario abrir el abdomen lo que hace que esta cirugía tenga menos morbilidad asociada, sea más segura y la recuperación más rápida, mejorando así el confort del paciente.

CIRUGÍA ROBÓTICA

Según la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) en 2021 en España se diagnosticarán más de 276.230 casos. Entre los más diagnosticados, según la misma fuente, estará en segundo lugar, después del cáncer de colón, el cáncer de próstata con 35.764 nuevos casos.

Ante esta situación, la cirugía robótica supone un antes y un después en la técnica quirúrgica. "La cirugía robótica nos aporta más precisión y nos permite ser menos invasivos. Este avance tecnológico como es el robot Da Vinci, que lleva en el Hospital Vithas Arturo Soria casi 3 años, ofrece sobre todo grandes ventajas terapéuticas para los pacientes", remacha De la Muela.

Para leer más