El servicio de Atención Temprana ha incrementado el número de solicitudes en un 11,5 por ciento

Actualizado 03/09/2012 14:40:39 CET
EUROPA PRESS

LOGROÑO, 3 Sep. (EUROPA PRESS) -

El servicio de Atención Temprana, que presta la Consejería de Salud y Servicios Sociales a menores de entre 0 y 6 años con trastornos en su desarrollo o riesgo de padecerlos para prevenir o compensar desventajas transitorias o permanentes, ha incrementado el número de nuevas solicitudes el 11,5 por ciento en lo que llevamos de año. Así, hasta agosto de 2012 se han tramitado 185 nuevas solicitudes frente a las 166 registradas en la misma fecha de 2011.

Así lo ha explicado esta mañana el consejero de Salud y Servicios Sociales, José Ignacio Nieto, que, acompañado por la directora general de Servicios Sociales, Carmen Corral, ha destacado "el incremento progresivo en el número de usuarios y solicitudes que ha experimentado el servicio desde su puesta en marcha en 2010". El servicio pasó de tener 309 usuarios ese año, a 454 en 2011, un incremento que roza el 50 por ciento.

En lo que llevamos de año, el servicio ha atendido a 404 menores. Teniendo en cuenta que se tramitan una media de 22 solicitudes al mes, de las que más del 90 por ciento son aceptadas y tramitadas en un plazo de mes y medio, sus responsables estiman que el año se cerrará superando los 500 usuarios.

Asimismo, Nieto ha explicado que el inicio del curso escolar supone un incremento en la actividad del servicio, por ser el momento en el que los profesionales de la educación comienzan a detectar problemas o deficiencias en el desarrollo de algunos de sus alumnos. "Algunos problemas pueden detectarse en el momento del nacimiento del niño, pero la mayoría surgen conforme el menor va desarrollándose y son tanto los padres, como los educadores y profesionales de la salud los que los identifican y recomiendan acudir al servicio de Atención Temprana", ha señalado.

El proceso implica la valoración del menor por parte de la Unidad de desarrollo infantil y Atención Temprana (UDIAT), dentro del Centro de Valoración de la Discapacidad y Dependencia. Ellos elaboran un programa individual con los objetivos de la intervención y el tratamiento recomendado. También se encargan de realizar el seguimiento y evaluación continuada de la intervención con el menor, valorando los cambios producidos en su desarrollo, familia y entorno, así como la eficacia de la metodología y su efectividad.

La atención que reciben los menores es, en palabras del consejero, "individualizada, asistencial, interdisciplinar y orientada tanto a los propios menores como a su entorno familiar y social" para garantizar "que disponen de todas las posibilidades de desarrollo, de una vida plena, en condiciones que le permitan conseguir el máximo nivel de autonomía posible".

En ella intervienen profesionales de la fisioterapia, psicología, logopedia, estimulación, psicomotricidad, lenguaje de signos, etc, que atienden al menor entre 4 y 12 horas al mes, según sus necesidades.

PERFIL DE LOS USUARIOS

Se trata, en definitiva, un servicio de gran calidad que la ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de Dependencia limitaba a niños de entre 0 y 3 años, y que en La Rioja se amplía hasta los 6 años, manteniendo su carácter universal y totalmente gratuito. Cabe destacar su compatibilidad y complementariedad con las intervenciones que se realizan desde Salud y Educación, de acuerdo a los protocolos de coordinación y derivación existentes entre los tres sistemas.

Las principales causas para la atención son retraso madurativo (48 por ciento); problemas en el desarrollo del lenguaje y la audición (42 por ciento); problemas en el desarrollo motriz (7 por ciento); problemas generalizados del desarrollo (2 por ciento) y problemas en el desarrollo cognitivo (1 por ciento). Un mismo niño puede estar incluido en varias categorías.

Los servicios más utilizados son el de logopedia (38 por ciento de las sesiones); psicomotricidad (33 por ciento de las sesiones) y estimulación temprana (25 por ciento). El resto se reparten entre fisioterapia, psicología y otros minoritarios.

Por franjas de edad, el 39,2 por ciento de las nuevas solicitudes tramitadas este año se corresponden con menores nacidos en el 2008 (4 años); seguida por los menores nacidos en el 2007 (5 años), con el 29 por ciento; y los nacidos en 2009 (3 años), con el 13,6 por ciento.

El 60 por ciento de las nuevas solicitudes son de niños, frente al 40 por ciento de niñas. El 60 por ciento corresponde a residentes en Logroño y Rioja Centro, el 33 por ciento en Rioja Baja y el 6 por ciento en Rioja Alta.

Con la premisa de que la atención debe estar próxima a la zona de referencia del domicilio familiar y accesible para el usuario, la red pública de centros y servicios cuenta con cuatro centros concertados en Logroño, y dos en Calahorra, además de la propia UDIAT que también realiza intervenciones directas con los menores.