Publicado 16/02/2015 18:56CET

Los riñones donados para trasplante podrán viajar en AVE

De momento se usará para trasplantes renales cruzados de donante vivo, pero podría extenderse a órganos de cadáver

MADRID, 16 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los ministerios de Sanidad y Fomento han firmado un convenio de colaboración entre Renfe y la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) que permitirá trasladar en trenes AVE los riñones donados para realizar un trasplante renal. El servicio será gratuito y en principio se usará para órganos de donante vivo, pero en un futuro podría usarse también con órganos de fallecidos.

El acuerdo ha sido suscrito en la sede de la ONT por los titulares de ambas carteras, Alfonso Alonso y Ana Pastor respectivamente, que han destacado la importancia de integrar dos servicios en los que "España es líder en el mundo": la donación y trasplante de órganos y la alta velocidad ferroviaria.

"La posibilidad de unir ambas referencias en un mismo fin y vocación de servir a nuestros ciudadanos tiene muchísimo valor", ha resaltado Alonso, mientras que Pastor ha celebrado la "facilidad de movilización" que permitirá este acuerdo gracias a la "amplia variedad" de horarios y conexiones de trenes de alta velocidad españoles.

El AVE, que actualmente ofrece 33 conexiones diferentes entre ciudades españoles, se convierte así en una alterativa al avión a la hora de transportar un riñón preparado para un trasplante de renal cruzado, que consiste en el intercambio de donantes de riñón de vivo entre dos o más parejas. El pasado año se realizaron 44 trasplantes de este tipo.

Hasta ahora, en estos casos el traslado de órganos entre grandes distancias se venía realizando por avión en vuelo regular a coste cero, gracias al convenio de colaboración entre la ONT y compañías como Iberia, Air Nostrum, Air Europa o Vueling.

BÚSQUEDA DE ASIENTOS DISPONIBLES

Gracias a este convenio, en el momento en que surja la necesidad de trasladar un órgano entre dos ciudades conectadas por AVE, la ONT se pondrá en contacto con el Centro de Gestión de Operaciones para informarle de los pormenores de la operación y ver si hay asientos disponibles.

En cada trayecto, se reservarán dos asientos de ida, uno para el órgano --que irá almacenado en una nevera portátil para preservar su conservación-- y otro para un profesional sanitario designado por el hospital en el que se ha realizado la extracción del órgano a transportar, que será el encargado del transporte y tendrá un billete de vuelta para regresar una vez finalizada la intervención.

Además, Renfe se encargará de agilizar los filtros de seguridad para facilitar el acceso a las zonas de embarque (en coordinación con ADIF), la ayuda y acompañamiento en estaciones antes y después del viaje (con el servicio Atendo).

VIAJARÁN DE FORMA DISCRETA, A VECES EN PREFERENTE

El director de la ONT, Rafael Matesanz, ha celebrado el acuerdo ya que en aquellas ciudades que estén conectadas por AVE puede acabar sustituyendo al avión ya que es un medio de transporte más rápido. Además, ha reconocido que el transporte se hará "de forma discreta", aprovechando las zonas de preferente donde suele haber menos viajeros.

En la actualidad, en el programa del trasplante renal cruzado participan 25 hospitales de toda España, de 12 comunidades autónomas (Andalucía, Aragón, Asturias, Canarias, Cantabria, Cataluña, Castilla y León, Comunidad Valenciana, Galicia, Madrid, Murcia y País Vasco). Y la mayoría de ciudades, salvo algunas del norte, están conectadas por AVE.

En lo que va de año se han realizado seis trasplantes renales cruzados y hay previstos varios más, por lo que este servicio podría estrenarse en las próximas semanas, en el momento que haya un donante disponible.

Asimismo, Matesanz cree que en el futuro podría extenderse su uso a otros trasplantes de donante fallecido, tanto de riñón como de otros órganos. Actualmente se recomienda que no pasen más de 5 horas desde que se extrae el órgano hasta que se realiza el trasplante.