Actualizado 04/09/2017 13:42 CET

El riesgo de morir por asma no se debe a una única causa

Inhalador, asma
AMERICAN HEART ASSOCIATION

MADRID, 4 Sep. (EUROPA PRESS) -

Un nuevo trabajo de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) ha confirmado que el riesgo de fallecer por asma no se debe a un único fenotipo sino que existen diferentes subgrupos de pacientes con asma de riesgo vital (ARV), un hallazgo que permitirá mejorar el abordaje de este subtipo más grave de dicha enfermedad respiratoria.

Actualmente se estima que el 6,4 por ciento de la población en España tiene asma y cada año se producen 1.134 muertes por esta enfermedad, según datos de 2015 recabados por esta sociedad científica, que avisa de un aumento de fallecimientos en comparación con los años anteriores.

El asma de riesgo vital incluye tanto a los pacientes que mueren por la enfermedad (asma mortal) como a aquellos que sufren exacerbaciones potencialmente mortales (asma "casi mortal"), y los últimos estudios realizados ya apuntaban a diferentes formas de presentación clínica y patológica de esta variante.

"Aunque algunos autores han descrito el ARV como un fenotipo único, existen numerosos estudios que definen diferentes subtipos de pacientes según la etiología, la patogénesis y el curso clínico de este tipo de asma", según ha explicado José Serrano, uno de los coordinador del Grupo Emergente de Asma de SEPAR.

El 'Estudio Multicéntrico del Asma de Riesgo Vital en España', un proyecto de ámbito nacional desarrollado por el Área de Asma de SEPAR, fue diseñado para identificar y describir diferentes perfiles clínicos del ARV y ahora un análisis de conglomerados ha confirmado la existencia de diferentes fenotipos.

En concreto, el análisis definió tres grupos de pacientes con ARV, y el grupo más grande incluiría a los pacientes de mayor edad, con criterios clínicos y terapéuticos de asma muy grave.

El grupo 2 incluiría a una alta proporción de pacientes hospitalizados con paro respiratorio (68%), deterioro del nivel de conciencia (82%) y ventilación mecánica (93%). Y el grupo 3 incluiría a pacientes más jóvenes, sensibilizados más frecuentemente al hongo 'Alternaria alternata' o a la soja (26%), pero con un menor uso de corticosteroides inhalados (30%) en comparación con los otros grupos.

INDICADORES DE MÁS RIESGO

"Los resultados de este análisis mostraron factores relacionados con un mayor grado de gravedad intrínseca del asma en los grupos 1 y 2. Por lo tanto, las características de los grupos 1 y 2 pueden considerarse como indicadores de un mayor riesgo de asma de riesgo vital", según Serrano.

Además, el manejo inadecuado del asma es una característica diferenciadora del grupo 3, lo que refuerza que un correcto tratamiento del asma es un factor clave para prevenir esta variante.

Asimismo, los resultados confirman que un alto porcentaje de pacientes cumplen criterios de asma muy grave y antecedentes de exacerbaciones frecuentes, aunque el ARV también puede desarrollarse en asmáticos con una enfermedad previamente leve o muy pocos síntomas.

"Los episodios de exacerbación de ARV pueden ocurrir en circunstancias muy diferentes, favorecidas por muchos factores de riesgo y por un número considerable de mecanismos fisiopatológicos", ha concluido Joan Soriano, epidemiólogo y asesor científico de SEPAR.