Publicado 18/10/2021 10:35CET

El retraso del diagnóstico y a la falta de especialistas, los retos más importantes en uveítis

Archivo - Ojo
Archivo - Ojo - BY-STUDIO/ ISTOCK - Archivo

MADRID, 18 Oct. (EUROPA PRESS) -

El retraso en el diagnóstico y la falta de especialistas son algunos de los retos más significativos en el aboradaje de la uveítis, según el doctor Gerard Espinosa, médico internista del Servicio de Enfermedades Autoinmunes del Hospital Clínic Barcelona.

La uveítis es la inflamación de la capa que envuelve el interior del globo ocular, la úvea o tracto uveal. Aunque se trata de una enfermedad rara, constituye la tercera causa de ceguera prevenible en el mundo, así como el 15 por ciento de los casos de ceguera en España. Asimismo, la uveítis no infecciosa es una enfermedad intraocular inflamatoria compleja que puede asociarse a síndromes oculares específicos o a enfermedades autoinmunes y que también puede ocasionar ceguera.

"Hay pacientes que llegan a la consulta con un retraso muy importante y esto hace que cuando se llega al diagnóstico ya hay un daño instaurado en el ojo muy importante que puede ocasionar que el paciente no responda al tratamiento, ocasionando secuelas muy graves", ha expresado Espinosa en relación al retraso en los diagnósticos.

Por otro lado, la presidenta de la Asociación de Pacientes de Uveítis (AUVEA), Raquel Ibáñez, ha expresado que "un paciente que conoce su enfermedad y que entiende las consecuencias de no adherirse a su tratamiento va a ser capaz de tomar decisiones y tener una mejor comunicación con su especialista". en este sentido, Ibáñez opina que es "un pilar fundamental" un mejor entendimiento entre médicos y pacientes para un mejor control de la enfermedad.

Con respeto a la importancia de un abordaje multidisciplinar de la enfermedad, según el doctor Alfredo Adán, director del Instituto de Oftalmología del Hospital Clinic de Barcelona, "el trabajo coordinado del oftalmólogo con otros especialistas que intervienen tanto en el diagnóstico como en el tratamiento, tales como los médicos internistas o los reumatólogos, es vital para un correcto abordaje de la enfermedad".

Asimismo, añade, "la comunicación tanto entre especialistas como entre médico y pacientes para valorar las diferentes estrategias y opciones de tratamiento también es primordial".

UN DÍA PARA UNA ENFERMEDAD POCO VISIBLE

En este sentido, AUVEA ha anunciado la designación del 23 de octubre como el Día Mundial de la Uveítis, coincidiendo con el mes en que se celebra el Día de la Visión (segundo jueves de octubre).

Según la presidenta de la asociación, "una enfermedad incomprendida y compleja es doblemente invisible". Por ello, asegura que, con la creación del Día de la Uveítis, se pretende impulsar la visibilidad y el entendimiento de esta enfermedad entre profesionales sanitarios, pacientes y la administración. "Asímismo, será un día para, de la mano de grandes profesionales de la uveítis, reivindicar la importancia del abordaje multidisciplinar para elevar el nivel de cuidado en esta patología", ha asegurado.