La respuesta al sudor mediante un estimulador cerebral podría ayudar al tratamiento del estrés postraumático

Publicado 08/08/2019 14:00:17CET
Estrés, preocupación, tristeza, depresión
Estrés, preocupación, tristeza, depresiónPIXABAY / MASIMBATINASHEMADONDO - Archivo

MADRID, 8 Ago. (EUROPA PRESS) -

Un estimulador cerebral de bucle cerrado basado en la respuesta al sudor podría ayudar al tratamiento de pacientes que sufren trastornos neuropsiquiátricos, como el estrés postraumático (TEPT), según ha destacado Rose T. Faghih, profesora de la Universidad de Houston (EE.UU), en la revista 'Frontiers in Neuroscience'.

Estos estimuladores se han desarrollado principalmente para su aplicación en trastornos del movimiento, sin embargo, aún no se han llevado a cabo para los trastornos neuropsiquiátricos. En este sentido, ha explicado que el sudor ayuda a mantener la temperatura corporal, sin embargo, con estímulos psicológicamente excitantes también se liberan pequeñas ráfagas de exudación.

En el contexto de los trastornos neuropsiquiátricos esta técnica produce un cambio en la conductividad eléctrica de la piel y crea un estado de excitación emocional en el cerebro.

Para demostrar el uso del sudor de la piel como estimulador cerebral la experta ha realizado un estudio con un grupo de veteranos de combate en Vietnam. De este modo, se ha podido observar que aquellos que sufrían TEPT tuvieron mayor respuesta cuando se enfrentaban a palabras relacionadas con el combate.

Respecto a los trastornos del movimiento, ha puesto de relieve que en aquellos pacientes que sufren Parkinson y que no han respondido correctamente a la medicación, la aplicación de corriente eléctrica de alta frecuencia al cerebro podría ser un método eficaz de tratamiento.

En este caso, los electrodos se colocan distintas áreas del cerebro para regular las funciones anormales y un dispositivo similar a un marcapasos, colocado en la parte superior del pecho, ayuda a controlar la cantidad de estimulación que recibe el cerebro.

Por otra parte, Faghih ha destacado que esta característica de la piel tiene la ventaja de que puede ser medida con dispositivos portátiles que ofrecen comodidad e integración en la ropa, y además no implican riesgo de sensores implantados quirúrgicamente. Así, ha concluido que el siguiente paso es desarrollar prototipos de bucle cerrado que puedan ser utilizados para el tratamiento de pacientes con trastornos neuropsiquiátricos.

Contador