Recomendaciones contra el ojo seco

Actualizado 06/09/2017 12:45:21 CET
Ojo seco
GETTY/ILYA ANDRIYANOV

   MADRID, 6 Sep. (EUROPA PRESS) -

   La calefacción de las oficinas o las pantallas de ordenador son algunos de los factores que favorecen la enfermedad de ojo seco, por eso con la vuelta al trabajo tras las vacaciones se agravan los síntomas, aunque es de octubre a febrero la peor época para estos pacientes, según señala el doctor José Manuel Benítez del Castillo, catedrático de Oftalmología de la Universidad Complutense de Madrid.

   Los pacientes con ojo seco sufren irritación, sensación de arenilla y quemazón en los ojos, sensibilidad a la luz, sequedad, dolor y fatiga ocular, lo que dificulta las tareas cotidianas como leer, conducir, ver la TV o trabajar ante una pantalla de ordenador. Esto hace que la enfermedad sea un factor que afecta a la calidad de vida y que también disminuya la productividad laboral.

   La enfermedad del ojo seco consiste en la falta de lágrima, o lágrima suficiente. Esto ocurre sobre todo cuando disminuye el parpadeo, es decir, cuando se fija la vista, -como cuando se lee, se ve la televisión, se trabaja con un ordenador o se conduce-, y provoca molestias oculares, además de mala visión.

   Según del Castillo, "el mayor conocimiento de la enfermedad de ojo seco, las intervenciones quirúrgicas, la alimentación y también el aumento de la esperanza de vida son algunos de los motivos por los que la enfermedad de ojo seco ha aumentado en los últimos años. Las mujeres tienen además un riesgo 5 veces mayor de padecer ojo seco, sobre todo a partir de la menopausia, porque la hormona masculina protege de la sequedad ocular".

   La prevalencia mundial es de hasta el 33 por ciento en algunas poblaciones, y las cifras están aumentando. Se estima que entre el 5 y el 10 por ciento de las personas tienen enfermedad de moderada a intensa.

   Como este trastorno puede ser causado por varios factores relacionados con el estilo de vida, el experto recomienda evitar el tabaco y el alcohol que son dos de los factores que favorecen la enfermedad de ojo seco; utilizar gafas en lugar de lentillas si se trabaja con un ordenador, ya que las lentillas son un factor que agrava la enfermedad del ojo seco; aumentar la ingesta de omega 3 y disminuir la ingesta de omega 6, eligiendo alimentos como el pescado azul, las legumbres o los frutos secos y evitando el exceso de carne.

Asimismo, es aconsejable aumentar la humedad relativa del ambiente, hacer descansos frecuentes de la pantalla del ordenador; tratar que tenga una buena resolución, los filtros de la pantalla no aportan nada, y colocar la pantalla un poco por debajo de la línea de visión.