Realizar una timectomía en miastenia gravis brinda beneficios incluso años más tarde

Publicado 31/01/2019 7:32:33CET
Quirófano
ROBERT BOSTON - Archivo

   MADRID, 31 Ene. (EUROPA PRESS) -

   La cirugía para extirpar la glándula del timo en pacientes con miastenia gravis (MG), una enfermedad autoinmune rara que afecta a la función neuromuscular, proporciona beneficios clínicos significativos hasta cinco años después del procedimiento, según un artículo publicado este viernes en 'The Lancet Neurology'.

   El estudio siguió a 68 pacientes durante hasta cinco años después de someterse a una timectomía, la extirpación quirúrgica de la glándula del timo. Los beneficios que exhibieron incluyeron mejores resultados de la enfermedad, menos medicamentos inmunosupresores y menos hospitalizaciones para tratar las exacerbaciones de la enfermedad. Estos beneficios reducen los costos de salud.

   El artículo describe los resultados de un estudio de extensión de un subconjunto de pacientes con MG que participaron en MGTX, un ensayo internacional publicado previamente que confirmó definitivamente el beneficio de la timectomía incluso en pacientes con MG sin tumor de tórax.

   Hasta 60.000 estadounidenses han sido diagnosticados con MG y su incidencia está aumentando, como resultado de las mejores técnicas de diagnóstico y el envejecimiento de la población. Los síntomas de la MG pueden incluir párpados caídos; visión borrosa o doble; dificultad para hablar, tragar y respirar; y debilidad muscular.

BENEFICIO DURADERO

   "Nuestros hallazgos actuales refuerzan el beneficio de la timectomía observada en ese estudio original, disipando las dudas sobre los beneficios del procedimiento y la duración de esos beneficios", afirma el doctor Gil I. Wolfe, autor principal del equipo internacional que realizó el estudio actual, presidente del Departamento de Neurología de la Facultad de Medicina y Ciencias Biomédicas Jacobs en la Universidad de Buffalo (Estados Unidos) y presidente de 'UBMD Neurology'.

   "Esperamos que los nuevos hallazgos ayuden a revertir la aparente renuencia a realizar una timectomía y que aumente la proporción de pacientes con MG que se sometan a una timectomía", señala Wolfe, que fue presidente clínico y autor principal del ensayo MGTX, que se informó en 'New England Journal of Medicine' en 2016.

   Ese ensayo, que siguió a los pacientes durante tres años, fue el primero en confirmar definitivamente los beneficios de la extirpación quirúrgica del timo en las primeras etapas de la enfermedad. Los pacientes que se sometieron a la cirugía se compararon con los que no lo hicieron en cuanto al estado de la enfermedad y la cantidad de corticosteroides prednisona que necesitaban. Los pacientes que se habían sometido a una timectomía necesitaban aproximadamente un tercio menos de prednisona para controlar su enfermedad y también tenían mejores resultados de la enfermedad.

   Los investigadores realizaron el estudio actual para determinar durante cuánto tiempo después de la cirugía podría mantenerse ese beneficio. "En estudios retrospectivos anteriores, hubo escepticismo sobre que el impacto de la timectomía persistiría más allá de tres a cuatro años --apunta Wolfe--. La suposición era que después de eso, las tasas de mejoría serían idénticas entre los pacientes que se habían sometido a una timectomía y los que no".

   Los nuevos resultados, basados ??en el estado clínico de los pacientes, los requisitos de medicación y los eventos adversos, demostraron que la suposición es incorrecta. Los investigadores encontraron que el beneficio de la timectomía continúa viéndose hasta cinco años después del procedimiento, con una mejoría que continúa superando la observada con la terapia médica sola.

   Los pacientes que se sometieron a la cirugía y continuaron tomando prednisona pudieron tomar dosis significativamente más bajas de esteroides que los pacientes que no se sometieron a la cirugía. Los datos se evaluaron utilizando los resultados comúnmente aceptados para la enfermedad, como el 'Quantititave MG Score' (QMG) y la proporción de pacientes sin limitaciones funcionales de la enfermedad aparte de alguna debilidad muscular, conocida como estado de manifestación mínima.

   Significativamente más pacientes que sometieron a una timectomía lograron este estado de manifestación mínimo que aquellos que no lo hicieron. Otro resultado importante de los beneficios clínicos observados en pacientes sometidos a timectomía es el beneficio económico resultante.

   "Tenemos pruebas, tanto a los tres como a los cinco años después de la cirugía, de que la necesidad de hospitalizaciones, como las admisiones de cuidados intensivos para tratar las exacerbaciones de la MG, se reduce en cerca de dos tercios en comparación con la terapia médica sola", concluye.