Cómo la realidad virtual puede ayudarnos en psicología

Psicólogo
GETTY - Archivo
Publicado 17/04/2019 8:14:41CET

   MADRID, 17 Abr. (EDIZIONES) -

   Las nuevas tecnologías no sólo están presentes para nuestro ocio en el día a día. Cada vez más se van incorporando a los distintos campos de nuestra vida y también se están empezando a emplear para mejorar nuestro estado de salud. Éste es el caso de la realidad virtual y la Psicología, un nuevo binomio en el que todo son ventajas para el paciente.

   En una entrevista con Infosalus, la psicóloga del Hospital de La Paz (Madrid) y experta en tratamientos psicológicos con realidad virtual (RV), Erika Guijarro, destaca que la terapia psicológica con realidad virtual presenta "enormes ventajas" frente a las consultas tradicionales. "La experiencia virtual puede inducir en el paciente reacciones y emociones que se darían en mundo real, pero que en realidad no son así", subraya esta experta.

   Así, esta tecnología se emplea como herramienta de diagnóstico y de tratamiento psicológico en diferentes patología, por ejemplo ante el miedo a conducir, en la fobia a los aviones, ante una preparación de oposiciones, si hay miedo a hablar en público, fobia a las agujas, trastornos por estrés postraumático (agresión sexual, accidente trafico, robos o asaltos) , en casos de TOC, ansiedades generalizadas, en el control del dolor crónico y agudo, en niños con TDH, en personas con trastorno del estado de ánimo, insomnio, adicciones, depresión, o distimias, por ejemplo.

   Para ello se suelen emplear gafas de realidad virtual, hay muchas en el mercado, y luego se dispone de sensores de biofeedback, que permiten controlar distintos parámetros del paciente, como por ejemplo su tensión arterial o las constantes, y que pueden mostrar su grado de ansiedad o de estrés.

    "Cada vez estamos en un mundo más acelerado donde los problemas mentales están en auge por ansiedad, o estrés. Las técnicas de realidad virtual permiten que el paciente sienta una inmersión e interacción con el entorno, es decir, que la persona tenga las mismas sensaciones del mundo real, pero encontrándose físicamente en el mundo virtual", celebra Guijarro.

   "Los resultados terapéuticos son más eficientes. Se reduce la sintomatología más rápido, y en el momento en el que paciente experimenta cierta mejoría, se siente más motivado y entregado para poder enfrentarse a superar su fobia. Se reducen las sesiones de tratamiento. Aumenta la posibilidad de autoentrenamiento", señala la especialista en terapias psicológicas con realidad virtual.

   De hecho, precisa que un tratamiento tradicional de cualquier fobia en un entorno normal ronda las 16-18 sesiones dependiendo de la persona, pero con realidad virtual en 5 sesiones ya se pueden obtener resultados positivos. También se ha comprobado que los resultados son más estables en el largo plazo.

   En concreto, la realidad virtual representa una nueva forma de hacer terapia, que implica a un equipo multidisciplinar ya que, el psicólogo define determinados contextos o escenarios para la terapia, que después otros expertos en nuevas tecnologías e innovación desarrollan. Por ejemplo, el estar frente a un ascensor, o encontrarse volando, o conduciendo, por ejemplo.

CENTRADA EN LA PERSONA

   Además, la psicóloga resalta que la realidad virtual es una "terapia de tercera generación", es decir, que se centra en la persona y no en el problema en sí. Según destaca, como se trata de una herramienta innovadora, el paciente está mas motivado, tiene ganas de probarlo, de tener sensaciones.

   "Se mezclan experiencias reales y virtuales. Se puede grabar un ascensor real, o bien se puede crear un ascensor virtual, lo que le puede dar confianza al paciente, primero enfrentándose a la situación virtual, y después a la real, y a la larga una mayor motivación e implicación en la terapia", añade.

   Es más, los entornos son seguros y se pacta con el paciente esa jerarquía de exposición, si prefiere enfrentarse al estímulo que más miedo le da primero desde la realidad virtual, o bien prefiere hacerlo directamente frente a la realidad. "Las cosas van de forma gradual y se progresa conforme el paciente se va sintiendo seguro, va controlando su ansiedad, sus pensamientos", remarca la experta del Hospital de La Paz.

   Según reconoce, la terapia tradicional en consulta presenta muchas limitaciones en este sentido porque había que trabajar la imaginación en todos los casos, y generalmente la recuperación es más tardía, y no siempre se logra toda la evolución posible.

   No obstante, Guijarro precisa que la realidad virtual siempre representa una técnica complementaria a la terapia tradicional. Además, destaca que la RV es un tratamiento muy eficaz si se combina con otras terapias, como la hipnosis, por ejemplo.

   Entre otras ventajas, Guijarro indica que también permite ahorrar recursos, además de favorecer los aspectos éticos como la protección de la intimidad, o la confidencialidad, ya que por ejemplo no es necesario que el paciente exprese en público sus sentimientos al tener que enfrentarse a una situación que teme.

   Coincidiendo con el Día Mundial del Trasplante de Órganos y Tejidos, el pasado 27 de febrero, Guijarro impartió una máster class en U-tad siber este asunto, y además presentó VirtualTransplant Reality (VTR), una iniciativa pionera a nivel mundial que se desarrollará en el Hospital de La Paz donde trabaja. Se tratará de la primera plataforma en realidad virtual y aumentada de atención psicológica al niño y al adolescente con trasplante hepático, que mejorará la calidad de vida y el bienestar de los pacientes y sus familias.

Contador