Publicado 09/03/2020 10:50:31 +01:00CET

Las razones por las que crecen cada año los trasplantes de pulmón

Pulmones, radiografía de tórax
Pulmones, radiografía de tórax - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / - Archivo

MADRID, 9 Mar. (EUROPA PRESS) -

La donación en asistolia, la preservación pulmonar 'ex vivo' y el aumento de los límites de edad tanto de los donantes como de los receptores, entre otros factores, explican el aumento en el número de trasplantes de pulmón en España (se realizaron 419 el año pasado), según la doctora Rosalía Laporta, neumóloga del Hospital Universitario Puerta de Hierro de Majadahonda, Madrid, y miembro de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR).

Los trasplantes pulmonares muestran una línea ascendente desde hace más de una década. Según datos de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), en 2019 por primera vez se han superado los 400 trasplantes, al alcanzar esa cifra de 419 trasplantes pulmonares, 50 más que en 2018 en que se realizaron 369 trasplantes de pulmón, mientras que en los dos años anteriores se efectuaron 363 trasplantes (en 2017) y 307 (en 2016). También hay trasplantes pulmonares a pacientes pediátricos, aunque, comparados a las cifras en adultos son muy pocos casos al año. Así, en 2018, se hicieron 5 trasplantes pulmonares a niños en España.

"El programa de donación en asistolia puede ser no controlada, activo desde el año 2002. En este campo, España acumula la serie más amplia del mundo con este tipo de donantes tan especiales. Los resultados son absolutamente comparables con los trasplantes que hacemos con donantes convencionales en muerte encefálica", precisa Laporta.

En el programa de donación en asistolia controlada, este tipo de donantes suponen alrededor de un 18-20 por ciento del total de donantes efectivos a nivel nacional. En el caso concreto del grupo del Hospital Puerta de Hierro, de los 54 trasplantes que se hicieron el año pasado, 9 fueron a partir de donantes en asistolia controlada (17%). La previsión es que este tipo de donantes crezca cada año, hasta llegar a niveles de otros países, como Canadá, donde suponen ya alrededor de un 40 por ciento de los donantes efectivos. "En definitiva, todas estas mejoras han aumentado nuestro 'pool' de donantes, lo que nos ha permitido realizar cada año más trasplantes en España", destaca Laporta.

Actualmente, la supervivencia de los trasplantados se sitúa alrededor de los 6,7 años de media tras el trasplante y es algo superior, de 8 años, en el caso de los trasplantados de pulmón por fibrosis quística. "Aunque ha ido progresando en los últimos años, sigue siendo un reto de futuro seguir mejorando", comenta.

La experta advierte de que los receptores de un trasplante pulmonar tienen "mayor riesgo de desarrollar infecciones respiratorias, debido fundamentalmente a la necesidad de tratamiento inmunosupresor de por vida, y al continuo contacto del pulmón con el ambiente del aire".

Ante esta fotografía del trasplante pulmonar en España, para Laporta algunos de los principales retos de futuro son "mejorar el diagnóstico precoz del rechazo crónico, mediante la investigación dirigida a descubrir los mecanismos autoinmunes que intervienen y adecuar los tratamientos inmunosupresores", así como aumentar el porcentaje de donantes en asistolia y realizar más ensayos clínicos bien diseñados, puesto que "actualmente hay pocos y parte de la labor clínica se fundamenta en la experiencia de los grupos de los centros trasplantadores y casos prácticos".

Contador

Para leer más