La radiación hipofraccionada permite reducir 3 semanas el tratamiento de cáncer de prostáta

Actualizado 03/11/2011 15:42:50 CET
José Ignacio Nieto Y Gustavo Ossola
EUROPA PRESS

LOGROÑO, 3 Nov. (EUROPA PRESS) -

La radiación hipofraccionado permitirá que el 70 por ciento de los enfermos de cáncer de próstata acorten en tres semanas su tratamiento. Así, las tradicionales 8 semanas de quimioterapia se verán reducidas a 5. El CIBIR es uno de los tres centros de España que ofrece este tipo de tratamiento gracias a aceleradores lineales.

Así lo ha explicado el consejero de Salud y Servicios Sociales José Ignacio Nieto, y el médico Gustavo Ossola. De este nuevo tratamiento se van a beneficiar alrededor de 100 pacientes cada año, según un comunicado del Gobierno.

Esta técnica consiste en "utilizar mayores dosis en cada aplicación guiando el haz de radiación mediante imágenes radiológicas", ha dicho Ossola. Así, "se concentra la dosis en los sitios enfermos y, escalando la dosis, se disminuyen el número de aplicaciones acortando los días de tratamiento", detalla el comunicado del Ejecutivo.

TAMBIÉN PARA EL CÁNCER DE MAMA

Esta misma terapia "comenzó a aplicarse hace unos meses para el cáncer de mama y consiste en utilizar mayores dosis de radiación en cada aplicación a todo el volumen de la mama y, de forma simultánea, tratar el sitio dónde se alojaba el tumor, de tal forma que se disminuyen el número de aplicaciones y se acorta en dos semanas y media los días de terapia".

Esta técnica va a beneficiar a unas 60 ó 70 mujeres cada año, ha afirmado Nieto. Desgraciadamente, no todos los tumores de mama, ni todas las pacientes pueden beneficiarse de esta técnica, ya que son necesarios varios requisitos. Así, el porcentaje de mujeres a las que se podrá tratar con radiación hipofraccionada es del 50 por ciento.

Además, "los resultados obtenidos con el nuevo tratamiento son idénticos a los que se logran con el tratamiento convencional" utilizado hasta la fecha; tanto los referidos al control local de la enfermedad como a la ausencia de efectos tóxicos. Con una excepción, algunas de las mujeres que se someten al tratamiento para curar su cáncer de mama, sufren una pequeña "radiodermitis" o enrojecimiento de la piel. Sin embargo, la "paciente se siente psicológicamente compensada porque el tratamiento se acorta", ha explicado Ossola. En este caso son 23 los centros que aplican el tratamiento.

La radiación hipofraccionada es posible gracias a dos aceleradores lineales multienergéticos, con tecnología de Intensidad Modulada. Uno de ellos fue preparado para iniciar este tipo de tratamientos con imagen guiada topográfica. "Esta una de las formas más avanzadas de tratamiento del cáncer mediante radiaciones ionizantes que permite adecuar de la forma más óptima posible la dosis de radiación al volumen del tumor que se está tratando en ese momento, evitando así una irradiación excesiva del tejido sano que lo rodea".

"Los aceleradores cuentan con dispositivos de imagen guiada radiográfica, tomográfica y ecográfica, que permiten localizar el volumen tumoral con gran precisión", concluye el comunicado.