PVasco.-Médicos del Mundo alerta de que la reforma sanitaria dejará sin "cobertura" a 60.000 personas en Euskadi

Actualizado 12/06/2012 18:04:35 CET
PARLAMENTO

Avisa de que no sólo serán inmigrantes, sino que también se verán afectados vascos de más de 26 años que no hayan cotizado

VITORIA, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

La organización Médicos del Mundo ha alertado de que la reforma sanitaria aprobada por el Gobierno central dejará a cerca 60.000 personas "fuera de la cobertura sanitaria" pública en Euskadi, entre ellas a 13.500 vascos mayores de 26 años que no hayan cotizado nunca a la Seguridad Social.

La presidenta y vocal de Inclusión Social de Médicos del Mundo en Euskadi, Teresa Maura, ha comparecido este martes ante la Comisión de Políticas Sociales del Parlamento vasco, ante la que criticado la reforma sanitaria aprobada por la Administración central.

El decreto ley que regula dicha modificación de la sanidad pública, entre otras medidas, restringe el acceso a la tarjeta sanitaria -la puerta de entrada a la mayor parte de las prestaciones de la sanidada determinados colectivos.

De esa forma, no podrán acceder a esta tarjeta los inmigrantes irregulares -salvo excepciones como los menores de edad o embarazadas- o cualquier persona, con independencia de su procedencia, mayor de 26 años y que no haya cotizado nunca a la Seguridad Social. En este último caso, se establece la posibilidad de disponer de la tarjeta si se acredita que no se supera un determinado nivel de ingresos.

Maura ha alertado de que si estas medidas se aplican en Euskadi, unas 60.000 personas quedarían "fuera de la cobertura sanitaria" del sistema público. De esta cifra, unas 13.500 personas corresponderían a personas de más de 36 años que no hayan cotizado nunca y 17.000, a inmigrantes en situación irregular.

La representante de Médicos del Mundo también ha advertido de que perderían el acceso a la tarjeta sanitaria un determinado número de personas que padecen una discapacidad inferior al 65 por ciento.

Por otra parte, ha denunciado los intentos de "culpabilizar" a los inmigrantes del "colapso" del sistema sanitario, algo que, tal y como ha indicado, no responde a una situación real. Para argumentar esta afirmación, ha citado un estudio realizado en el los servicios de atención primaria de Zaragoza, que indica que por cada cuatro consultas a las que asistía una persona inmigrante, una española iba a seis.

Maura también ha negado que el decreto trate de la misma manera a los inmigrantes irregulares y a otros colectivos a los que también se restringe el acceso a la tarjeta sanitaria.

Según ha recordado, la norma contempla la posibilidad de que los españoles, los ciudadanos de otros países de la Unión Europea y los inmigrantes con permiso de residencia puedan acceder a la tarjeta sanitaria siempre que acrediten que no superen un determinado "límite de ingresos". Esta vía de acceso a la condición de asegurado no está contemplada para los inmigrantes en situación irregular.