PVasco.-Gobierno vasco formará a los médicos para que puedan identificar y alertar de situaciones de violencia de género

Actualizado 02/03/2011 14:40:30 CET

Osakidetza y el Ejecutivo presentan el programa 'Zaindu, Profesionales de la Salud contra la Violencia de Género'

VITORIA, 2 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Departamento de Sanidad y Consumo del Gobienro vasco, en colaboración con Osakidetza, ha puesto en marcha el programa 'Zaindu, Profesionales de la Salud contra la Violencia de Género', que tiene como objetivo la formación del personal sanitario para que, durante una consulta, este pueda ser capaz de alertar e interpretar determinados malestares que puedan ser la expresión de una situación de violencia de género.

En un comunicado, Osakidetza y el Ejecutivo han destacado que el objetivo es que a través de una serie de indicadores y de una entrevista clínica de sospecha o riesgo, los profesionales de la salud podrán detectar un caso de violencia hacia la mujer y poner en marcha una actuación atendiendo a las características del caso que se trate.

Para ello, el Departamento de Sanidad y Consumo distribuirá una guía que será entregada a las gerencias de hospitales y comarcas y a jefes de unidad de atención primaria para su reparto en las distintas consultas de atención primaria, puntos de atención continuada (PAC), salud mental, pediatría, obstetricia y ginecología, traumatología y

urgencias.

Además, para incentivar la confianza entre las víctimas de maltrato, Osakidetza colocará carteles en los que se podrá leer 'Las y los profesionales de la salud estamos a tu lado para hablarte, para

escucharte, para comprenderte, para ayudarte. Si eres víctima de maltrato puedes hablarnos de tu caso sin miedo, con confianza. ¿Hablamos?'.

En cuanto a su desarrollo, éste comenzará con la detección de indicadores de sospecha. El Departamento de Sanidad ha señalado que estos "permitirán al personal sanitario interpretar durante la consulta las causas reales de la dolencia y según la actitud de la mujer, las características de la lesiones físicas, si las hubiera, o según la actitud de la pareja determinar si hay sospecha de maltrato".

CONFIANZA Y CONFIDENCIALIDAD

Tras analizar los indicadores, en el caso de sospecha o riesgo, el personal sanitario procederá a realizar una breve entrevista clínica que le dará a conocer más datos de la mujer e interpretar si está sufriendo algún tipo de violencia. Para realizar dicha entrevista se tendrán en cuenta actitudes que faciliten la confianza y la confidencialidad de la misma.

Una vez identificadas las lesiones, y tras haber realizado la entrevista, el sanitario deberá registrar la historia clínica de la víctima, citarla para realizar un seguimiento de la misma, y si la mujer desea presentar denuncia o teme por su vida, el médico deberá dar parte a los Servicios Sociales y al Juzgado de Guardia o a la Ertzaintza.