Psicóloga experta en niños y adolescentes advierte de que la violencia de género es "un problema de salud pública"

Archivo - Ansiedad, depresión, adolescente
Archivo - Ansiedad, depresión, adolescente - TERO VESALAINEN/ ISTOCK - Archivo
Publicado: lunes, 18 marzo 2024 15:33

MADRID, 18 Mar. (EUROPA PRESS) -

Eva María Ortiz, especialista en Psicología Clínica y Miembro de programa TEVI i referente de la Unidad de TCA en los Centros de Salud Mental Infantil y Juvenil de Cornella, del Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona, ha puesto de manifiesto que la violencia de género es "un problema de salud pública".

En este sentido, ha advertido de que el 19 por ciento de los niños atendidos en los Centros de Salud Mental Infantil y Juvenil de Barcelona y su área metropolitana han presenciado violencia doméstica.

"La tasa de mujeres víctimas de violencia de género en España en 2022 fue de 1,5 por cada 1.000 mujeres de 14 años o más. Por tanto, es un problema de salud pública que requiere desarrollo de programas de intervención específicos", ha señalado.

El programa TEVI es un programa especializado en detectar y tratar a niños y niñas testigos y/o víctimas de esta violencia. Está desarrollado por el Área de Salud Mental del Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona (HSJD), que incluye 5 centros de salud mental infantil y juvenil y 3 hospitales de día.

Así se ha pronunciado la psicóloga durante las 37 Jornadas para el Desarrollo y la Humanización de la Enfermería organizadas por el Centro San Juan de Dios de Ciempozuelos.

Durante su intervención, Ortiz ha expuesto el Protocolo de Actuación, Intervención Clínica y Metodologías Terapéuticas, así como la terapia de grupo un tratamiento de regulación emocional e interpersonal (TREI), específico para niños víctimas de violencia de género.

ATENCIÓN AL ADOLESCENTE: TENER EN CUENTA CAMBIOS BIOLÓGICOS Y SOCIALES

Durante la inauguración de las jornadas, Juan José Afonso, director general de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios Provincia España, ha señalado que la atención integral al adolescente debe tener en cuenta los cambios biológicos, psicológicos y sociales que ocurren en este periodo vital. "La actuación enfermera, por tanto, ha de ser capaz de detectar y actuar consecuentemente con estas realidades", ha señalado.

El mismo director de Centros de la Orden Hospitalaria señala que el objetivo de la atención integral debe ser promover la autonomía del adolescente en su nueva etapa, en la que será él y no la familia o su entorno, quien tendrá que asumir las decisiones relativas a su cuidado, por lo que requiere de un proceso para asegurar la capacitación y el empoderamiento que, con frecuencia, genera dudas, inquietudes y miedos.

"También me gustaría destacar la adicción a las redes sociales como otro de los problemas en la adolescencia. El uso constante del móvil, así como la interactuación con desconocidos, puede desencadenar algunas problemáticas en la vida del adolescente, baja autoestima, y trastornos de ansiedad", ha recalcado.

Pablo Plaza, director de Enfermería del Centro San Juan de Dios de Ciempozuelos, ha puesto de manifiesto que, en el modelo de Enfermería de San Juan de Dios, aparecen los cuatro fenómenos nucleares de la ciencia enfermera: cuidado, persona, salud y entorno, así como las diferentes áreas profesionales: clínica, docente, gestión de cuidados y administrativa.

Por su parte, Elvira Conde, directora gerente del Centro, ha hecho hincapié en el riesgo de los adolescentes con trastornos mentales, "que son particularmente vulnerables a sufrir discriminación, exclusión social, problemas de estigmatización, dificultades educativas o comportamientos de riesgo".

GALARDONES ESPACIO HUMANIZACIÓN

En el marco de estas jornadas, se ha hecho entrega de los premios de la II edición del Espacio Humanización, con los que se premian trabajos, estudios o proyectos que destaquen especialmente por la atención más humana al usuario.

Como ha manifestado el director general de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios Provincia España, "es inconcebible una enfermería que no sea humanizada y solo puede haber cuidado humano verdadero, cuando hay empatía, responsabilidad moral, espiritualidad, ética conjuntamente con conocimiento por parte de cada profesional de enfermería, en la atención a la persona que sufre".

"El ser humano, enfermo o sano, necesita ser amado, escuchado, comprendido, en definitiva, ser protegido para encontrar una explicación a la situación por la que está pasando. Además, está en el derecho de recibir una atención integral y de calidad", ha afirmado.

En este contexto, el primer premio ha sido para el 'Programa de capacitación para personas migrantes: En busca de un futuro mejor', de Diego José Geniz Rubio, enfermero del Hospital San Juan de Dios del Aljarafe y miembro del Semillero de Investigación José Bueno O.H. del Campus Docente y de Ciencias de la Investigación San Juan de Dios de Bormujos, Sevilla.

El segundo premio ha recaído en el trabajo 'Asistencia Sanitaria Integral a personas con TEA, Discapacidad Intelectual o Enfermedad Rara", de María del Carmen Iglesias Moreno enfermera del Hospital Universitario Río Hortega, de Valladolid.

Por último, el tercer premio ha sido para 'Proyecto H-UCI: Cuidados intensivos humanizados', de Lucía Escribano Domínguez, enfermera del Hospital Infanta Elena de Valdemoro, Madrid.

Contador