Prueban con éxito en ratones una combinación con inmunoterapia en cáncer de pulmón de células pequeñas

Publicado 18/02/2019 16:51:41CET
FLICKR / MBR PRIZA - Archivo

MADRID, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

Investigadores del MD Anderson Cancer Center de la Universidad de Texas (Estados Unidos) han descubierto una combinación de inmunoterapia e inhibidores de la reparación del daño en el ADN (DDR, por sus siglas en inglés) que logra una regresión tumoral significativa en modelos de ratón de cáncer de pulmón de células pequeñas (CPCP).

La investigación preclínica, publicada este lunes en la revista 'Cancer Discovery', sugiere que el inhibidor de PARP olaparib y otros inhibidores de la DDR inducen una respuesta inmune rápida y sensibilizan las células de este tipo de tumor a la inmunoterapia, a las que previamente eran resistentes.

El cáncer de pulmón de células pequeñas, uno de los tipos más agresivos de cáncer, representa aproximadamente el 15 por ciento de todos los cánceres de pulmón diagnosticados. El tratamiento estándar es la quimioterapia, pero la recurrencia es común y la supervivencia promedio es de solo 12 meses. Durante aproximadamente 30 años, no se han producido cambios en este enfoque, pero recientemente el uso de la inmunoterapia en combinación con la quimioterapia se ha convertido en un nuevo estándar.

Sin embargo, los beneficios son mínimos para los pacientes. "Si bien el uso de la inmunoterapia ha revolucionado la forma en que tratamos el cáncer de pulmón, los cánceres de pulmón de células pequeñas pueden escapar del sistema inmune de manera muy efectiva, por lo que vemos una tasa de respuesta mucho más baja. Creemos que hay mucho margen de mejora", explica la coautora del estudio, Lauren Averett Byers.

Antes de este estudio, Byers descubrió que las vías de DDR eran muy activas en el cáncer de pulmón de células pequeñas y el bloqueo de estas vías con medicamentos, como los inhibidores de PARP y CHK1, era eficaz para tratar este tumor en el laboratorio. Además, se ha demostrado que los cánceres con grandes cantidades de daño en el ADN responden mejor a la inmunoterapia.

La combinación del inhibidor de CHK1, el prexasertib, o el inhibidor de PARP, olaparib, junto con un inhibidor del punto de control inmunitario contra PD-L1 da como resultado una regresión tumoral significativa en modelos de ratón con este tumor, mientras que la inmunoterapia por sí sola no tuvo ningún efecto.

Por su parte, combinar olaparib e inmunoterapia trajo como resultado una regresión completa en todos los ratones tratados en tan solo una semana, sin dejar tumores para un análisis posterior. El tratamiento combinado con CHK1 condujo a una regresión completa en el 60 por ciento de los ratones tratados.

"Creo que los resultados de este estudio son realmente convincentes debido a la actividad drástica que vimos con la combinación de agregar una terapia dirigida a la inmunoterapia. Nuestros hallazgos se pueden traducir rápidamente a la clínica para nuestros pacientes y también a otros tipos de cáncer", asegura la investigadora, que ahora espera iniciar ensayos clínicos para investigar más a fondo este enfoque.

Para leer más