Proyecto Hombre logra una inserción laboral del 75% entre las personas tratadas, aunque en empleos "precarios"

Actualizado 25/06/2013 16:10:30 CET
EUROPA PRESS

Crece el número de jóvenes atendidos dada la sensibilización de las familias y se detectan nuevas adicciones como las nuevas tecnologías

VALLADOLID, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

Proyecto Hombre ha logrado en 2012 una inserción laboral del 75 por ciento entre las personas que han recibido algún tipo de tratamiento en sus instalaciones en Valladolid, aunque son empleos "muy precarios" como ha destacado la directora de la Fundación Aldaba-Proyecto Hombre, María Paz de la Puente.

En concreto, de las 100 personas que concluyeron su tratamiento y finalizaron su rehabilitación 75 lograron un empleo, aunque "no en las mejores condiciones". Según los datos aportados por Fundación Aldaba-Proyecto Hombre incluidos dentro de su memoria anual el perfil tipo de los ciudadanos atendidos en sus instalaciones es un varón de 34 años, soltero, con estudios primarios y policonsumidor.

Así en la mayoría de los casos los ciudadanos atendidos dentro del Programa Residencial en los últimos tres años han estado desempleados o con el cónyuge, la familia o los amigos como fuente de ingresos, frente a las personas que fueron atendidas con tratamiento ambulatorio que han estado trabajando a tiempo completo en los últimos tres años.

El responsable del Centro de Estudios de la Fundación Aldaba-Proyecto Hombre, José Luis Rodríguez, ha destacado que progresivamente la edad media de los ciudadanos atendidos en estos centros se ha incrementado, además se trata de personas que son adictas a varias sustancias, en su mayoría alcohol, cannabis y cocaína.

Una de las situaciones detectadas por el colectivo es la "normalización" del consumo de sustancias, algo que ha cambiado en los últimos años después de que en la década de los 80 se centrara esta problemática en un ambiente "marginal" derivado del consumo de heroína y por la aparición del VIH. "Ahora existe más tolerancia e invisibilización del problema", ha destacado María Paz de la Puente.

TRATAMIENTO EN MENORES

Proyecto Hombre ha detectado un incremento durante 2013 en el número de menores atendidos en sus centros de Valladolid, ya que durante 2012 se contabilizaron 45 jóvenes frente a los 65 que ya han pasado por las instalaciones del colectivo de enero a mayo de 2013.

Estos jóvenes son introducidos en el programa de prevención familiar indicada acreditado por la Junta de Castilla y León para adolescentes de entre 12 y 20 años que presentan abuso de drogas u otro tipo de problemas como inadaptación familiar, escolar y social, fracaso escolar, problemas de autocontrol y trastornos del comportamiento. En estos casos el colectivo realiza una intervención ambulatoria integral e intensiva de tipo educativo y terapéutico, con el joven y su familia.

El incremento en el número de jóvenes tratados se debe a la labor de sensibilización previa realizada por el colectivo en distintas áreas en los últimos años y no a que se haya producido un aumento del consumo entre la población menor de edad, como ha explicado la coordinadora terapéutica de Fundación Aldaba-Proyecto Hombre, Ana Macías.

En la mayoría de los casos se trata de jóvenes de entre 16 y 17 años con problemas con el cannabis y el alcohol. "Los chicos se reconducen", ha detallado Macías, quien ha pedido a las familias que tomen medidas ante los primeros indicadores de riesgo.

"FLEXIBILIZACIÓN" EN EL TRATAMIENTO

La directora de la Fundación Aldaba-Proyecto Hombre, María Paz de la Puente, ha destacado que la "flexibilización y dinamismo" de los programas de tratamiento con la aparición de dos generaciones de consumidores --los mayores y los menores de 20 a 25 años--.

Asimismo, ha concluido que la droga principal que motiva la intervención de la gran mayoría de los casos atendidos en el Proyecto Joven es el cannabis (85,5 por ciento), al tiempo que ha destacado que se empiezan a detectar otro tipo de adicciones como al móvil o las nuevas tecnologías aunque en un porcentaje muy bajo --entre el uno y el dos por ciento--