Publicado 11/09/2020 16:34:28 +02:00CET

El proyecto 'APLO', de los h. públicos de Quirónsalud en Madrid, 'Premio IESE Excelencia Operativa en Gestión Sanitaria'

Quirónsalud logo  recurso
Quirónsalud logo recurso - QUIRÓNSALUD - Archivo

MADRID, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

El proyecto 'APLO. Nuevo modelo asistencial en aparato locomotor', desarrollado por los servicios de Traumatología y Rehabilitación de los Hospitales Públicos, gestionados por Quironsalud en Madrid, con el apoyo de la Unidad de Innovación Clínica y Organizativa (UICO) de esta red asistencial, ha recibido el primer premio 'Novartis IESE Excelencia Operativa en Gestión Sanitaria' en la categoría 'Iniciativas innovadoras de mejora de procesos asistenciales que aporten eficiencia al sistema'.

El galardón, con el que se reconoce a las organizaciones que están contribuyendo a la excelencia y a la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud a través de la innovación y las buenas prácticas en la gestión, avala así la filosofía y las líneas de trabajo para mejorar la atención a los procesos del aparato locomotor que se están desarrollando en los hospitales universitarios Fundación Jiménez Díaz (Madrid), Rey Juan Carlos (Móstoles), Infanta Elena (Valdemoro) y General de Villalba (Collado Villalba) dentro de este proyecto.

"'APLO' es una apuesta estratégica de la organización por un modelo asistencial y organizativo centrado en mejorar los resultados finales e incrementar el valor aportado, tanto a los pacientes como a la organización. Este modelo se diseñó para el aparato locomotor por la alta prevalencia de problemas de salud en el mismo, su gran variabilidad organizativa y en la práctica clínica real y la ausencia de métricas de resultados en salud implantadas de forma estructurada, lo que abre la posibilidad de introducir nuevas formas organizativas e innovaciones en la práctica médica, tanto a través de los sistemas de información como en los roles de muchos profesionales", ha explicado el coordinador de la UICO, Javier Arcos.

Se trata, concreta, de diseñar e implementar anticipadamente y así optimizar las trayectorias asistenciales para el paciente apoyándose en tecnologías de información y comunicación (TIC), la realización de cambios organizativos y de roles, y la aplicación de criterios de escalabilidad y aprendizaje y de trabajo en red que se traduzcan en mejorar los resultados finales de todos los procesos de aparato locomotor, tanto en materia de seguridad clínica, salud y calidad de vida, como en eficiencia y sostenibilidad, experiencia y voz del paciente y satisfacción de los profesionales.

Para ello, 'APLO' integra a profesionales de todas las disciplinas implicadas en el abordaje de las patologías del aparato locomotor, gestores y pacientes, e incorpora, entre otras líneas de trabajo, la estandarización de procesos a través de vías clínicas implantadas en la historia clínica electrónica (HCE) y en el portal del paciente, y la evaluación de resultados en salud PROMs y PREMs (medición de resultados y experiencias, respectivamente, percibidos por los pacientes) con cuestionarios específicos apoyados en el portal del paciente (aplicación de desarrollo propio).

A juicio del coordinador de la UICO, lo más innovador del proyecto es el "cambio cultural" que ha generado en el equipo clínico y de todas las áreas implicadas en el diseño de los procesos. "El hecho de que, basándose en una relación muy transversal dentro del grupo de trabajo, sean los propios clínicos quienes, con ayuda de los sistemas de información, los directivos y los cambios organizativos, estén detectando los problemas, proponiendo las soluciones y diseñando las trayectorias de los pacientes. Es un diseño clínico apoyado por gestores donde se cuenta con la voz de los pacientes", ha dicho el experto.

LÍNEAS DE TRABAJO LANZADAS Y AVANZADAS

Desde su puesta en marcha en 2018, 'APLO' ha lanzado ya una docena de líneas de trabajo, y cuenta con resultados muy positivos y esperanzadores en las más avanzadas de ellas. Así, en la Estandarización de las derivaciones de Traumatología a Rehabilitación se han logrado reducir en un año hasta 6.500 consultas que no aportaban un valor añadido, de forma que la tasa de derivación ha pasado del 10-15 por ciento (siendo antes muy variable entre los cuatro hospitales de la red), al 6 o 6,5 por ciento, homogeneizándose entre estos cuatro centros participantes en el proyecto y consiguiendo la deseada reducción de la variabilidad clínica no justificada.

Por su parte, la estandarización y automatización de las revisiones y pruebas post-quirúrgicas en el primer año tras la cirugía, que ya se ha lanzado hasta en 30 procesos quirúrgicos de aparato locomotor, está permitiendo liberar a los profesionales de unos 1.500-2.000 actos administrativos al mes (ahora automatizados dentro de la HCE) sólo en la Fundación Jiménez Díaz, al tiempo que reducirá revisiones al estandarizar la trayectoria asistencial de forma consensuada tras el acto quirúrgico.

Por su parte, la consulta de Enfermería y Fisioterapia está pudiendo dar el alta en un 30-40 por ciento de los procesos, constituyendo actos de eficiencia que se ahorran desde el punto de vista clínico, puesto que éstos eran realizados con anterioridad por traumatólogos o rehabilitadores.

Por último, en resultados en salud, el Lanzamiento automático de cuestionarios de PROMs y los PREMs para prótesis de cadera y rodilla está logrando tasas de cumplimentación de cerca de un 50 por ciento de los usuarios a través del Portal del Paciente, un éxito para un programa de estas características que tiene menos de un año de vida.

"'APLO' solo puede ir a más porque el cambio cultural generado ha provocado ya que muchos clínicos del ámbito del aparato locomotor quieran diseñar nuevas formas de trabajar en el futuro para poder centrar su tiempo en lo que verdaderamente aporta valor, tanto al paciente como a ellos mismos", ha zanjado el coordinador de la UICO.

Contador