Publicado 23/04/2021 09:02CET

El programa HepCelentes certificará centros de adicciones y atención primaria comprometidos con eliminar la Hepatitis C

La vicepresidenta y directora general de Gilead España, María Río y el presidente de la Sociedad Española de Directivos de la Salud (SEDISA), José Soto,  en el acto de presentación del programa HepCelentes
La vicepresidenta y directora general de Gilead España, María Río y el presidente de la Sociedad Española de Directivos de la Salud (SEDISA), José Soto, en el acto de presentación del programa HepCelentes - GILEAD

En España se calcula que casi 76.500 personas tendrían una infección activa, pero cerca de 22.500 no estarían diagnosticadas

VALÈNCIA, 23 Abr. (EUROPA PRESS) -

El programa HepCelentes, impulsado por la Sociedad Española de Directivos de la Salud (SEDISA) con la colaboración de Gilead y el aval de 10 sociedades científicas, certificará a centros de adicciones y atención primaria comprometidos con eliminar la Hepatitis C con el objetivo de compartir conocimientos y protocolos y mejorar así el diagnóstico y el acceso al tratamiento a sus pacientes.

Así, lo han explicado el presidente de la Sociedad Española de Directivos de la Salud (SEDISA), José Soto, y la vicepresidenta y directora general de Gilead España, María Río, en el acto de presentación de este proyecto, que persigue potenciar las iniciativas en eliminación Hepatitis C (VHC) en estos espacios mediante unos indicadores "únicos en Europa" que garantizan la prestación asistencial de calidad a los pacientes.

En España, según el último estudio de seroprevalencia del Ministerio de Sanidad, se calcula que hay 76.457 personas con una infección activa, de las que cerca de 22.500 no estarían diagnosticadas y más del 80% de las personas con infección por el VHC tienen antecedentes de exposiciones de riesgo para la transmisión.

El presidente de la Sociedad Española de Directivos de la Salud (SEDISA) ha explicado que el Plan Estratégico para el Abordaje de la Hepatitis C (PEAHC) de España, que ha permitido tratar a más de 140.000 personas, destaca la importancia del diagnóstico precoz, la búsqueda activa de pacientes y su posterior tratamiento y pone el foco en el desarrollo de proyectos de "microeliminación" para conseguir acabar con el VHC.

Para cumplir con ese objetivo de 'microeliminación', ha destacado que HepCelentes persigue "compartir buenas prácticas" entre los centros adheridos y mejorar los circuitos de trabajo, documentando los protocolos y definiendo indicadores que aseguren una asistencia de calidad. Asimismo, busca prestar asesoramiento por los máximos expertos en eliminación de la Hepatitis C a nivel de España.

Del mismo modo, la vicepresidenta y directora general de Gilead España, María Río, ha destacado que "su esfuerzo investigador" ha permitido "una cura para la Hepatitis C y nuestra ambición nos lleva a buscar su eliminación".

Al respecto, ha apuntado que aunque "se han dado grandes pasos" aún se calcula que quedan unas 70.000 personas con infección activa y casi un tercio de ellas no diagnosticada y es aquí donde los Centros de Adicciones tienen un papel "fundamental" porque atienden a esas personas no diagnosticadas.

Del mismo modo, ha resaltado que todas las instituciones públicas de las que dependen estos centros son "indispensables" para que estos centros puedan realizar su "extraordinaria" labor. Asimismo, ha destacado "el gran trabajo" de las 10 sociedades científicas para definir los criterios de acreditación que "permitirán no solo garantizar la calidad asistencial, por una mejoría en el diagnóstico y acceso al tratamiento, sino porque también permitirá reconocer aquellos centros que apuestan por la excelencia en la eliminación de esta enfermedad".

"Este proyecto, sin duda, va a ser un hito a nivel europeo también por su enfoque novedoso, pero sobre todo porque establece un marco realista de colaboración entre los diferentes responsables en la atención a los enfermos afectados por la Hepatitis C", ha apostillado.

SITUACIÓN EN ESPAÑA

Asimismo en la presentación, se ha celebrado una mesa redonda, sobre la situación actual para alcanzar la eliminación de la Hepatitis C, moderada por el miembro de la Junta Directiva de SEDISA, Carlos Mur, que ha destacado que hace seis años la OMS consideraba a España como uno de los Estados con una prevalencia intermedia, pero tras la aparición de los nuevos tratamientos en 2015-2016, junto a la detección precoz y al tratamiento, se consigue una reducción "muy importante" hasta una incidencia de infecciones activas del 0,22% y del 0,85% en portadores de anticuerpos en 2019.

Al respecto, Javier Crespo, de la Sociedad Española de Patología Digestiva (SEPD), ha destacado que en esta reducción de la incidencia ha sido "fundamental" el Plan Estratégico ya que se ha conseguido que se dé "por hecho" que hay que tratar a todos los pacientes, lo que "se produce en pocos países", y hablar ya de eliminación. De hecho, España es el primer país, el segundo si se tiene en cuenta Islandia pero de muy poco población, en acercarse a los objetivos del OMS de eliminar las hepatitis víricas como problema de salud pública en el año 2030.

No obstante, ha advertido de que hay una "pequeña amenaza" por la pandemia que "ha detenido" los programas de eliminación, pero que las sociedad científicas están tratando de transformar esa amenaza "en una oportunidad" por la posibilidad de cribar el VHC al mismo tiempo que el de SARS-CoV-2".

Del mismo modo, Manuel Hernández, de la Asociación Española para el Estudio del Hígado (AEEH), y Juan A. Pineda, de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC), han coincidido en la importancia de fijar unos protocolos comunes y un coordinador entre estos centros y los hospitales y apuntan que el próximo paso será centrarse en aquellos usuarios de droga vía parenteral que aún no están en el sistema.

En ese sentido, en la segunda mesa sobre el 'El importante papel de los centros de adicciones en la eliminación', Ángeles Rodríguez Cejas, de SOCIDROGALCOHO, y Marta Torrens, de la Sociedad Española de Patología Dual (SEPD), han recalcado que en estos centros es donde se tiene el acceso al grupo de elevado riesgo del VHC y por tanto la capacidad de identificar a los no diagnosticados. Por ello han pedido a las unidades especializadas que se les tenga "en cuenta" y no se les cierre las puertas.

Asimismo, se ha analizado 'El impacto de Hepcelentes en la salud de las personas', en una esa moderada por el presidente de la Fundación SEDISA, Joaquín Estévez, y con Eva Pérez Bech, de la Federación Enfermos (FNETH), y la enfermera Rocío Álvarez, que han recalcado la importancia de una búsqueda activa de pacientes para eliminar el VHC, así como "el potencial" de la enfermera para conseguirlo, que ahora "pasa desapercibida".

La jornada se ha cerrado con una revisión de 'El liderazgo de las instituciones', moderada por el coordinador de la Alianza para la Eliminación de las Hepatitis Víricas en España (AEHVE), Javier García-Samaniego, con la intervención de Joan Colom, de la Agencia de Salud Pública de Catalunya y que ha clausurado el alcalde de Burgos y presidente de la Red Española de Ciudades Saludables, Daniel de la Rosa.

Contador