Publicado 23/06/2020 10:21:30 +02:00CET

Los problemas de patología anal se han agravado por el confinamiento

Mujer con deprensión frente a la ventana en su casa. Confinamiento, salud mental. Covid-19
Mujer con deprensión frente a la ventana en su casa. Confinamiento, salud mental. Covid-19 - MARTIN DIMITROV / MARTIN-DM - Archivo

MADRID, 23 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los médicos de Atención Primaria (AP) y los especialistas en Coloproctología están atendiendo problemas de patología anal más evolucionados debido al parón de las consultas por el confinamiento por el nuevo coronavirus.

Así lo ha advertido la Asociación Española de Coloproctología (AECP), que ha puesto en marcha un curso de 'Coloproctología para profesionales de AP', en colaboración con Laboratorios Norgine, con el objetivo de actualizar la información y conocimientos sobre la patología anal para mejorar su diagnóstico y tratamiento, así como el pronóstico de las distintas enfermedades que abarca.

"Durante el confinamiento, al no poder ir al médico, los pacientes han aguantado durante más tiempo con este tipo de molestias, por lo que nos estamos encontrando con patologías muy evolucionadas, como consecuencia del paso del tiempo sin atención médica", ha dicho el presidente de la AECP, Fernando de la Portilla.

Hasta un 15 por ciento de las consultas en AP pueden estar relacionadas con síntomas de patología anal. En este sentido, el experto ha explicado que de forma habitual, tanto la "vergüenza como el desconocimiento de las soluciones", hace que los pacientes de por sí se retrasen en consultar, y cuando lo hacen es ya porque son "muy vulnerables" y están preocupados por la posibilidad de que exista un problema más grave, como el cáncer de colon.

"Además de ser muy frecuente en las consultas de AP, la patología de colon, recto y ano tiene un impacto socio-sanitario. En la mayoría de los casos se debe a hemorroides, fisuras anales o fístulas perianales. En este sentido, el papel del médico de AP es fundamental para dar con el problema y valorar la derivación a un especialista, por si existiera un problema mayor", ha detallado el doctor.

El profesional de AP se ocupa del diagnóstico y tratamiento de gran parte de los problemas relacionados con la patología anal, en caso de que sean necesarios estudios o tratamientos más especializados, se derivarán a la consulta del especialista, el coloproctólogo. Otras patologías frecuentes del área de la coloproctología por las que se consulta en AP son el cáncer colorrectal, trastornos funcionales de la motilidad, como la incontinencia y el estreñimiento, la enfermedad inflamatoria intestinal y la enfermedad diverticular del colon.

La derivación del paciente con patología anal al coloproctólogo dependerá del tipo de patología y la gravedad de la misma. "Por lo general, el profesional de AP tiene capacidad suficiente para abordar la mayoría de problemas. La derivación a las consultas de coloproctología se producirá cuando el paciente no responda bien a los tratamientos pautados y sea necesario intervenir con otro tipo de terapias o incluso con cirugía, o cuando los síntomas sean graves y haya que realizar un estudio para dar con el origen del problema", ha recalcado De la Portilla.

Ante este escenario, el curso de coloproctología en AP, organizado por la AECP en colaboración con Laboratorios Norgine, se compone de 10 áreas temáticas que abarcan desde el dolor anal, a las fisuras y abceso anal, hasta el estreñimiento, la incontinencia fecal y el cáncer de colon. "El objetivo es actualizar el conocimiento y estimular el interés de los profesionales de AP por todos estos temas, así como establecer líneas de trabajo y protocolos de derivación de la consulta de AP a la de coloproctología", ha zanjado el doctor.

Contador